Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno destinará 63 millones para acelerar la banda ancha ultrarrápida a zonas rurales sin cobertura

El Gobierno concederá en 2016 nueva ayudas por un importe máximo de 63 millones de euros para acelerar la extensión de la banda ancha ultrarrápida a zonas rurales y sin cobertura prevista, una medida que se enmarca en su programa de extensión de la banda ancha de nueva generación.
Según informa en un comunicado, el Consejo de Ministros ha autorizado esta viernes al Ministerio de Industria, Energía y Turismo (Minetur), a través de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, la convocatoria de estas ayudas, que pueden ser en forma de subvención o de anticipo FEDER.
"Con ello se pretende acelerar la extensión de la cobertura de las redes públicas de comunicaciones electrónicas capaces de proporcionar servicios de banda ancha de alta y muy alta velocidad a zonas sin cobertura actual ni prevista en los próximos tres años (las llamadas 'zonas blancas')", explica.
Esta medida se enmarca dentro de la Estrategia de desarrollo de las redes ultrarrápidas incluida en la Agenda Digital Española, desarrollada posteriormente en el Plan de Telecomunicaciones y redes ultrarrápidas del Minetur, y en el Programa operativo de Crecimiento inteligente FEDER 2014-2020 aprobado en 2015.
La relación de las zonas se publica cada año en el portal del Ministerio tras la recopilación de la cobertura ofrecida por todos los operadores y la prevista en los tres años posteriores y una vez sometida a consulta con todas las partes interesadas (operadores, administraciones públicas y otros agentes).
CARACTERÍSTICAS DE LAS AYUDAS.
Las ayudas, en régimen de concurrencia competitiva, combinan las formas de subvención y anticipos FEDER, para las que se prevé una cuantía máxima de ocho millones de euros y 55 millones de euros, respectivamente.
"Es decir, ambas son ayudas a fondo perdido que, además, se abonan anticipadamente. Los proyectos podrán tener una ejecución plurianual", explica el Ministerio, que añade que los beneficiarios serán personas físicas o jurídicas pertenecientes al sector privado que ostenten la condición de operador debidamente habilitado.
El ámbito material de esta convocatoria contempla tres líneas de actuación: extensión de la cobertura de las redes de acceso de nueva generación (NGA) de muy alta velocidad (100Mbps o superior), extensión de la cobertura de puntos de acceso al núcleo de la red troncal (backhaul) adecuados para la conexión de redes de acceso de nueva generación de alta velocidad y de muy alta velocidad y extensión de la cobertura de las redes de acceso de nueva generación de alta velocidad (30 Mbps o superior).
Asimismo, recuerda que las tres convocatorias anteriores (2013, 2014 y 2015) han supuesto ayudas a 193 proyectos de 61 operadores, con una inversión inducida de 253,5 millones de euros, que han proporcionado cobertura de banda ancha ultrarrápida a casi dos millones de hogares y empresas en 1.154 municipios y 51 áreas empresariales.