Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno señala "la voluntad" de diálogo sobre las 35 horas para llegar a un acuerdo para sectores específicos

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha señalado este jueves que mantendrá una reunión con los sindicatos porque aboga "por el diálogo para buscar un punto de encuentro" en torno al debate de la jornada laboral de 35 horas semanales para los empleados públicos tras el recurso presentado por el Gobierno al Tribunal Constitucional (TC) y, además, ha insistido en que hay sectores específicos con los que se "puede llegar a un acuerdo".
En declaraciones a los medios, el delegado ha informado de que mantendrá, próximamente, una reunión que le han solicitado los representantes de los sindicatos Unión General de Trabajadores (UGT), Comisiones Obreras (CCOO) y la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) con el objetivo de expresarles que "la voluntad de diálogo del Gobierno es plena" y "buscar una solución a este asunto" para su implantación en el país.
Asimismo, Sanz ha señalado que el Gobierno "se ha mostrado sensible" a analizar aquellos sectores específicos en los que pueda reconsiderar esta reducción de la jornada laboral, tal y como ya apuntó el ministro Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro.
Por otra parte, ha lamentado que "no haya existido voluntad de diálogo" de la Junta de Andalucía y que la aplicación de las 35 horas laborales se haya "impuesto de manera unilateral vía presupuesto de la Junta de Andalucía", señalando que "los trabajadores no se deben utilizar como arma electoral o política arrojadiza entre unas administraciones y otras".
El delegado del Gobierno en Andalucía ha asegurado que estos hechos han motivado el recurso del Gobierno de España, aunque ha insistido en que tiene confianza en el diálogo y ha instado a la Junta de Andalucía a abrir el diálogo con el Gobierno de España.
Por último, ha manifestado que espera contar con una solución que mantenga el "principio de igualdad", es decir, que esta medida esté unificada y que "no se extienda a unas comunidades sí y a otras no, o a unos ayuntamientos sí y a otros no".