Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guindos asegura que España votará un Gobierno estable para dejar definitivamente atrás la peor crisis

El ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, ha asegurado que, durante las próximas elecciones, la sociedad española, "que es madura", elegirá un Gobierno "estable" y con una agenda económica que permita dejar definitivamente atrás la peor crisis económica de la historia del país.
Durante la entrega del premio Protagonista del Motor-Galería El Mundo, Guindos apuntó que España votará en las próximas semanas y se mostró confiado en que tendrá en consideración la situación por la que ha pasado el país y en la que puede situarse y que por ello elegirá un nuevo Gobierno estable que permita olvidar la crisis.
El también ministro de Industria, Energía y Turismo en funciones afirmó, a su vez, que la economía española sigue siendo fuerte, a pesar de los "nubarrones" internacionales que están afectados por factores como la transformación de la economía china, por la evolución de las materias primas, así como por la de los mercados de capitales y por la política monetaria.
En este sentido, Guindos afirmó que en este entorno internacional se mueve la economía española y explicó que ésta no se está desacelerando, ni en el primer trimestre, con un crecimiento del 0,8%, ni en el segundo, por lo que cerrará un primer semestre con un crecimiento por encima del 3%.
"La economía española traía una inercia fuerte, con un crecimiento del 3,2% durante el año pasado y una recuperación notable tanto de las exportaciones como de la inversión en capital. Lo que estamos viendo a lo largo de este primer semestre es un mantenimiento de esa inercia, por lo que la inestabilidad política, desde el punto de vista de los números y de las estadísticas que vamos conociendo, no está provocando una desaceleración", indicó.
No obstante, señaló que lo que habría que preguntarse es qué hubiera pasado si se hubiera tenido un Gobierno estable y con la agenda de política económica correcta y cuál hubiera sido su comportamiento. Así, aseguró que la economía española está creciendo a un ritmo del 3%, más del doble que la de la zona euro, y está contribuyendo prácticamente con el 30% al crecimiento de la UE en los últimos doce meses.
En su opinión, esto se debe a que España es un país competitivo, lo que se percibe al comprobar los datos de las exportaciones (25.000 millones de euros al mes, sin contar el turismo) y a que atrae inversiones importantes. Además, apuntó que ha cambiado su modelo productivo, ya que desde el inicio de la crisis el sector de la construcción ha perdido diez puntos de peso en el PIB, que han pasado a la exportación de bienes y servicios. También resaltó que a la competitividad española está contribuyendo la evolución de los flujos de nueva financiación, tanto para empresas, como para pymes y para las familias.