Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guindos pide que el plan de inversiones de 300.000 millones financie energía y transportes

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha reclamado este martes que plan de inversiones publico-privado por valor de 300.000 millones de euros que prepara la nueva Comisión de Jean-Claude Juncker para reactivar la economía y evitar una tercera recesión financie en particular interconexiones energéticas e infraestructuras.
"España ha destacado fundamentalmente dos tipos de inversiones: las inversiones en interconexiones para conseguir un verdadero mercado interior de la energía (...) y también en el transporte", ha dicho Guindos a su llegada a la reunión del Ecofin.
Para el ministro de Economía, las interconexiones son un "tema vital" porque "España tiene muy poca conexión energética con el resto de Europa". "La importancia de tener un mercado interior de la energía único e interconectado entre los países se ha puesto de manifiesto como consecuencia de la crisis de Ucrania", ha resaltado.
Guindos considera que la inversión en interconexiones "es positiva porque no solamente es un impulso de demanda, sino que tiene un impacto desde el primer momento en el mejor funcionamiento de los mercados, en este caso en los mercados energéticos".
En cuanto al transporte, el ministro de Economía ha resaltado que invirtiendo en este sector "podemos acabar teniendo un mercado interior más unido, más cohesionado y eso afecta positivamente al crecimiento de Europa".
El Ecofin tiene previsto pedir este martes a la Comisión que busque modalidades financieras innovadoras para financiar estas inversiones, utilizando al Banco Europeo de Inversiones (BEI) como catalizador. Los ministros avalarán la demás la creación de un grupo de trabajo con presencia del BEI, Bruselas y los Estados miembros que tendrá como tarea identificar los proyectos europeos prioritarios para financiar.