Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IPIC alcanzará el 47% de Cepsa con participaciones de Unión Fenosa y Santander

Exterior de la refinería de CEPSA de Palos de la Frontera. EFE/Archivotelecinco.es
Tras varios meses de negociaciones, el Banco Santander y Unión Fenosa acordaron hoy la venta del 37,5 por ciento del capital que suman en Cepsa a IPIC, compañía estatal de inversiones de Abu Dhabi, a 33 euros por acción, lo que permitirá a IPIC alcanzar el 47 por ciento de la petrolera.
El precio de venta acordado, al que habrá que descontar los dividendos que Cepsa distribuya antes del cierre definitivo de la operación, reportará 2.869 millones de euros al Santander y 441,5 millones de euros a Unión Fenosa, según comunicaron hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La operación supondrá unas plusvalías para Unión Fenosa de 257 millones de euros, mientras que el Santander señaló que la inversión en Cepsa le ha reportado una rentabilidad anual del 13 por ciento.
Las acciones de Cepsa cerraron hoy con una subida del 0,76 por ciento, hasta los 31,74 euros, mientras que las del Santander subieron un 5,06 por ciento, hasta los 5,19 euros; y las de Unión Fenosa, un 0,06 por ciento, hasta terminar en 18 euros.
Tras el cierre de la operación, IPIC, que ya controla el 9,54 por ciento de Cepsa, será el segundo accionista de la petrolera, con el 47,04 por ciento, por detrás de Total, que posee el 48,83 por ciento.
El resto de las acciones, que suman el 4,13 por ciento, cotizan en bolsa.
Aunque IPIC superará el umbral del 30 por ciento -a partir del cual la ley obliga a lanzar una opa sobre el cien por cien-, el fondo árabe espera obtener la dispensa de la CNMV que le exima de formularla.
La norma libera de formular una opa cuando haya otro accionista que posea, directa o indirectamente, el 30 por ciento de los derechos de voto, lo que en este caso ocurre con la francesa Total, que es el primer accionista de Cepsa con el 48,83 por ciento de su capital.
Total se ha mostrado hoy satisfecha con su participación en Cepsa, que no tiene intención de modificar.
Fuentes de Cepsa señalaron que la mayor participación de International Petroleum Investment Company (IPIC), en el accionariado de Cepsa desde hace 20 años, no supondrá cambios en la gestión de la petrolera.
Lo que sí se modificará es su Consejo de Administración, compuesto por 19 miembros, de los que cuatro representan a Santander, dos a IPIC, uno a Unión Fenosa y siete a Total.
El resto del órgano de dirección de la petrolera lo integran cuatro consejeros independientes, entre los que se encuentra el presidente de la compañía, Santiago Bergareche; y el consejero delegado, Dominique Riberolles, que fichó por Cepsa procedente de Elf antes de que ésta fuera comprada por Total.
El director general de IPIC, Khadem al Qubaisi, aseguró hoy en un comunicado que su compañía intentará desempeñar un papel "activo y constructivo" en el desarrollo de Cepsa.
Por su parte, el consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, explicó que el paquete accionarial en Cepsa es el último de una serie de participaciones industriales que el banco ha vendido en los últimos años para centrarse sólo en su negocio de banca comercial.
Santander y Unión Fenosa negociaban desde hace meses su salida de Cepsa y, según fuentes del sector, IPIC era la única opción que contaba con el beneplácito de Total.
La entidad presidida por Emilio Botín y Total comparten el accionariado en Cepsa desde 1990, pero ambos acabaron enfrentados en 2003 tras la decisión del banco de presentar una opa parcial por la petrolera al considerar que los pactos parasociales que habían firmado ya no eran hábiles.