Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU-ICV veta el Presupuesto porque no reactivará la economía ni el empleo, pero generará más desigualdad

La Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) ha registrado en el Congreso una enmienda de totalidad contra el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2015 porque considera que no servirán para reactivar la economía ni el empleo pero, sin embargo, sí provocará un aumento de la pobreza y la desigualdad.
El coordinador federal de IU y presidente del grupo parlamentario, Cayo Lara, ha explicado en rueda de prensa en Jaén que rechazan "de plano" las cuentas del Gobierno porque "no sirven para paliar los efectos de la crisis" ni para "garantizar los servicios públicos esenciales". "Son radicalmente injustos", ha legado a afirmar.
Y es que, según explica la coalición en su enmienda, que recoge Europa Press, los Presupuestos están basados en las "premisas falsas" de un "próximo crecimiento económico que generará crecientemente más empleo y más ingresos tributarios", de que la consolidación fiscal estimulará la actividad económica y de que la devaluación interna redundará en beneficio de la economía.
PERSPECTIVAS "SIN FUNDAMENTO"
"Se busca una reducción del déficit público sin necesidad de disminuir o contener mucho las partidas de gasto, por la proximidad de las elecciones", añade IU-ICV-CHA, que cree que todas estas expectativas "carecen de fundamento".
En este sentido, la coalición cree que las previsiones de ingresos tributarios son "poco acordes con sus propias estimaciones de crecimiento económico" y además lamenta que con la reforma tributaria prevista habrá "menos equidad", lo que "acentuará la desigualdad".
Lo mismo sucede con la reducción del paro, ya que "incluso asumiendo unas estimaciones optimistas derivadas de unas premisas inverosímiles, los Presupuestos reducen el doble el dinero dedicado a la cobertura por desempleo de lo que supuestamente bajará el número de parados, lo que conllevará una disminución de la tasa de cobertura, ya en mínimos históricos".
DETERIORO EXTERNO, FALTA DE VIGOR INTERNA
Lara ha abundado en este tema al plantear que un crecimiento de la economía del 1,8% "no es creíble" y "mucho menos en la situación, no todavía de recesión, pero sí de deterioro muy importante" en la zona euro. Junto a esta coyuntura externa, las bajadas salariales "siguen perjudicando al consumo interno" sin conseguir que España sea más competitiva sino únicamente que aumenten los márgenes de beneficio de las empresas.
De hecho, la Izquierda Plural considera que la reducción salarial y el "desguace" de los empleos --que no incremento neto del número de puestos de trabajo-- "no sólo no solventa los problemas de las empresas, sino que los agrava por el lado del consumo de las familias".
Algo a lo que también contribuyen los recortes en sueldos públicos, pensiones, gasto o prestaciones sociales y las subidas fiscales. "Las políticas de consolidación fiscal en las que se enmarcan nuevamente estos Presupuestos se muestran inútiles para reactivar la demanda interna", insiste el grupo.
Para conseguir ese objetivo sería necesario que el sector público impulsara una "potente creación de empleo público y un aumento de la capacidad adquisitiva de la población", lo que a su vez crearía las condiciones para reactivar la inversión. "Sin embargo, estos Presupuestos no van orientados a tal objetivo", lamenta la coalición, mencionando particularmente el "nulo interés" del Gobierno por potenciar la I+D+i, las energías renovables o la eficiencia energética, tres nichos económicos que podrían aportar a la recuperación.
FOMENTO DEL EMPLEO
Sobre las políticas activas de empleo, Cayo Lara critica que la mayor parte del dinero de fomento del empleo vaya a bonificaciones, agencias de colocación y orientación profesional, tres partidas que "sólo sirven para maquillar las tasas de paro como efecto estadístico para el próximo año, de elecciones" pero que en la práctica son "irrisorias para conseguir verdaderos resultados".
Ni en el sector privado, ni en el público, donde la "sangría" de destrucción de puestos de trabajo está teniendo un "impacto negativo sobre la ocupación en general" pero también sobre la calidad de los servicios que no parece vaya a detenerse en 2015 a juicio de la coalición.
Igualmente, la inversión pública es "absolutamente insuficiente" para tener un efecto multiplicador relevante sobre el conjunto de la actividad, y encima "la prioridad vuelve a ser la ampliación de la red AVE", algo de lo que la Izquierda Plural discrepa.
POLÍTICAS FUNDAMENTALES
El líder de IU ha hecho también una comparativa de las partidas de fomento de empleo, sanidad, educación y cultura, I+D+i y Justicia, entre 2011, cuando el PP llegó al Gobierno, y 2015, lamentando que los próximos Presupuestos "no recuperan el deterioro de las cuentas públicas y la reducción de las políticas fundamentales".
Como ejemplos, se ha referido a la Ley de la Dependencia, que "tiene la cifra pírrica de un 0,4% de cofinanciación con las comunidades" pese al incremento de potenciales beneficiarios, mientras que el Plan Concertado de Servicios Sociales "este año está en una cuarta parte de lo que supuso en 2009".
Junto a ello, ha hablado del "recorte del 28%" en materia de vivienda y de la cifra "ridícula" del 0,17% del PIB que se destina a cooperación al desarrollo, lo que contrasta con la media del 0,5% en la OCDE y con "los compromisos de España" de "llegar al 0,7% en 2015".
Y es que el Gobierno 'popular' "sigue primando el pago de la deuda frente a los servicios básicos que garantizan el bienestar de la mayoría", a pesar de que para Lara los intereses de la deuda "siguen siendo insoportables".
Así las cosas, el coordinador federal de IU lamenta que "el aumento de la desigualdad acompañará a estas cuentas", que son "inútiles para redistribuir justamente las rentas", tal y como está plasmado en la enmienda. También critica que "no se combate el fraude fiscal".
REPARTO AUTONÓMICO
Finalmente, la enmienda de la Izquierda Plural hace referencia al reparto presupuestario hacia las comunidades autónomas, criticando la "visión centralista" del Gobierno que, dado el reparto competencial, significa en la práctica una "visión antisocial de la realidad". "El mayor esfuerzo exigido a comunidades y ayuntamientos (en la contención del déficit) pone en riesgo la calidad de nuestros sistemas educativos y sanitario así como otras políticas sociales básicas", advierte.
A renglón seguido, critica que se "sigan incumpliendo" los compromisos de inversión adquiridos con comunidades como Cataluña o Andalucía a través de sus estatutos de autonomía, o que otras regiones como Aragón vean pospuestas una vez más inversiones fundamentales para sus ciudadanos.
"Los Presupuestos de 2015 no van destinados a reactivar la economía ni a crear empleo ni a garantizar los servicios públicos esenciales. Al contrario, están centrados en la reducción o contención del gasto público, en el estancamiento de la demanda interna y en primar el pago de la deuda a costa de reducir las partidas destinadas a gasto social. No servirán para salir de la crisis y seguirán profundizando en un modelo económico cada vez más desigual y empobrecedor", concluye la enmienda.
Por todo ello, además de la devolución de los PGE al Gobierno y la enmienda, la Izquierda Plural ha presentado una batería de propuestas, porque según Lara "son posibles unos presupuestos alternativos" que permitan "luchar contra el fraude, generar empleo y empezar a salir de la crisis de una manera social". "Si no se hace es porque no se quiere, no porque no se puede", ha zanjado el líder de IU.