Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iberia no se plantea nuevas rutas a Asia donde ofrecerá 180.000 plazas al año

Iberia no se plantea abrir por el momento nuevas rutas a Asia, un mercado donde ofrecerá en al unos 180.000 asientos al año a partir de 2017 con sus nuevos vuelos a Shanghái y Tokio, que mantendrá por el momento con tres frecuencias diarias.
En un encuentro con periodistas con motivo del lanzamiento de sus primeros vuelos regulares a China, el presidente ejecutivo de Iberia, Luis Gallego, señaló que aunque lo ideal para la rentabilidad de una ruta aérea es que sea diaria esperará a ver su acogida, y su maduración, lo que en un mercado tan complejo puede llevar un par de años. También podrían optar por volar con aviones más grandes, como el A350 que llegará en el primer trimestre de 2018.
Por el momento, confía en que los A330-200 --con capacidad para 288 pasajeros-- y que utilizará para sus rutas a Shanghái y Tokio logren contar con un 30%-35% y un 70% de viajeros locales, respectivamente, y donde un poco más de la mitad serán turistas y profesionales españoles.
Desde este mes y hasta diciembre ofertará casi 46.000 plazas este año y 90.000 a partir de 2017 en su ruta a Shanghái, que ha lanzado con antelación ya que estaba prevista para finales de 2016.
Gallego explicó que la aerolínea ha aprovechado, al igual que China Easter, la apertura de un proceso de concesión de 'slots' en verano el aeropuerto internacional de Shanghái y su objetivo es mejorar los horarios de los vuelos una vez que ha logrado entrar en el mercado asiático. Para ello, durante estos días el presidente de la compañía se reunirán con responsables de la aviación china.
PREPARADA PARA COMPETIR.
"Es raro operar una ruta donde a día de hoy no exista competencia", aseguró Gallego preguntado por si habrá demanda para llenar los aviones a Shanghái, quién defendió que Iberia puede competir en Asia con precios competitivos, su actual estructura de costes, la nueva flota y el producto.
Gallego apuntó que el tráfico aéreo entre Asia y Latinoamérica es el que más va a crecer y reivindicó la opción de España como el "camino natural" para tender puentes entre ambas regiones, pese a que otros operadores del Golfo permiten la conexión a través del Pacífico.
Con todo, y consciente de la alta competencia y de la complejidad del mercado asiático por el idioma, Iberia ha cerrado también acuerdos con los principales touroperadores lo que le ha permitido en las primeras semanas movilizar a 1.200 chinos.
Para adaptarse al mercado asiático, Iberia ha contratado además a tripulantes de cabina (TCP) chinos y japoneses, de forma que en cada avión tres TCP de los ocho a bordo sean locales. También lanzará una revista en chino, además de ofrecer en su oferta de entretenimiento subtitulación y gastronomía oriental. Y para promocionar la ruta ha llegado a un acuerdo con El Corte Inglés y con la asociación que engloba a Turismo de Madrid. "Si la ruta no funciona, el riesgo lo asume la aerolínea", apuntó.
ACUERDOS CON EMPRESAS.
También ha desarrollado acuerdos con empresas chinas y españolas con importantes flujos de tráfico y con una importante actividad en este mercado, tales como Iditex, Coca-Cola o Día, detalló el director comercial de Iberia, Marco Sansavini, además de ofrecer modalidades de pago como UnionPay y propiciar canales directos.
En el caso de Japón, ha lanzado al mercado la ruta a Tokio, que estrenará el 18 de octubre, con casi un año de antelación ante la peculiaridad del viajero japonés, mucho más organizado y que reserva con antelación, y ofrecerá también una tarifa promocional en este caso de unos 600 euros.