Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ibex 35 se desploma un 4,7%, la segunda mayor caída de agosto

El Ibex 35 ha vuelto a vivir una jornada negra al desplomarse un 4,7%, la segunda mayor caída en lo que va de mes, hasta situarse en al cota de los 8.317,7 puntos. No obstante, el selectivo logró moderar el descenso al cierre de la jornada, ya que llegó a superar el 6% de caída.
El miedo a una nueva recesión y el fuerte retroceso de la banca, tras la propuesta de Alemana y Francia de gravar las transacciones financieras, han llevado a los inversores a huir de la renta variable para refugiarse en valores más seguros.
El Ibex ha registrado en lo que va de mes de agosto las dos mayores caídas en lo que va de año, ya que al fuerte descenso de este jueves se une el registrado el pasado día 10 (-5,5%).
Estos descensos y la inestabilidad que ha azotado a los mercados durante las primera mitad del mes llevan al selectivo a acumular una caída mensual de casi el 14%. De cerrar agosto con esta tendencia se anotaría el mayor descenso en un sólo mes desde noviembre de 2010. El recorte anual, por su parte, supera ya el 15%.
No obstante, el selectivo logró moderar el recorte al cierre de la jornada, ya que llegó a ceder el 6% y a situarse por debajo cota de los 8.200 puntos. Finalmente puedo remontar hasta el nivel de los 8.317,7 enteros.
En el mercado español, los mayores descensos fueron para Abengoa (-8,02%), ArcelorMittal (-7,62%), Sacyr Vallehermoso (-7,46%), Gamesa (-7,12%), Mediaset (-6,4%), Técnicas Reunidas (-6,26%), OHL (-6,12%) y ACS (-5,97%).
En el sector financiero, Bankinter se dejó un 5,89%, por delante de BBVA (-5,76%), Banco Popular (-4,39%), Banco Santander (-4,08%) y Banco Sabadell (-1,15%).
El único valor que logró escapar a los descensos fue Mapfre, que se anotó un ligero avance del 0,51%. La aseguradora luchó durante toda la sesión para mantenerse en terreno positivo y, aunque minutos antes del cierre llegó a caer más de un 2%, finalmente logró mantener los avances.
El desplome ha afectado a todo el sector financiero europeo, lo que ha hundido a los indicadores de las principales plazas bursátiles de Europa. En concreto, Milán cayó un 6,2%, por delante de Francfort (-5.82%), París (-5,5%), Londres (-4,6%) y Lisboa (-4,2%).
Los bancos británicos lideraron los recortes del sector financiero, con Barclays al frente (-11,47%), seguido de RBS (-11,31%) y Lloyds (-9,26%).
Por su parte, Societé Genérale se dejó un 12,34% y Crédit Agricole, un 7,29%, mientras que el alemán Commerbank cedió un 10,42%, seguido de Deutsche Bank (-7,02%). En Milán, Banco Popolare se dejó un 7,69%, por delante de Unicredito (-7,41%) y B.M. Pashi Siena (-6,13%).
Miedo a la recesión
Los datos macroeconómicos de Estados Unidos conocidos este jueves y las caídas en Wall Street, que al cierre de los mercados europeos retrocedía un 4%, han reavivado el miedo de los inversores a una mayor caída de la economía.
El paro semanal en Estados Unidos repuntó en agosto, mientras que la venta de viviendas de segunda mano descendió en julio. Estos datos han despertado nuevas dudas entre los inversores sobre el rumbo que puede adoptar la economía internacional en el tercer trimestre del año y han optado por deshacer posiciones, según indican los expertos consultados por Europa Press.
Además, Morgan Stanley ha rebajado significativamente sus perspectivas de crecimiento para la economía global para este año y el siguiente ante el riesgo a una nueva recesión en Europa y EE.UU por la falta de contundencia y los "errores" de sus respectivos líderes políticos para solventar la crisis de la deuda soberana.
En este contexto de miedo e incertidumbre, la prima de riesgo de los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes ha repuntado de nuevo hasta situarse cerca de los 300 puntos básicos. Las caídas también han afectado al mercado de divisas, y el euro ha fijado su intercambio con el dólar en 1,4321 unidades.
Ataque a las Bolsas
Soledad Pellón, de IG Markets, asegura que los bancos son los que más han sufrido los recortes pese a la prohibición de las ventas a corto, lo que demuestra "lo inútil de la medida" adoptada la pasada semana por los organismos supervisores de los mercados en algunos países de Europa, entre ellos España.
A su juicio, tampoco el encuentro franco-germano ha servido para tranquilizar los ánimos, ya que no se aprobó ninguna iniciativa a corto plazo para atravesar el bache que sufre la economía y los mercados. Por el contrario, ha contribuido a generar más inestabilidad con la llamada "Tasa Tobin" para gravar las transacciones financieras
"Más que un paso adelante, esto supone un paso atrás, y así lo cotizan los mercados, que parece que no van a cesar hasta conseguir lo que buscan, que Alemania apruebe la emisión de eurobonos", subraya este experta, quien subraya que "parece la única salida factible y contundente a los problemas actuales".
Pellón insiste en que los mercados no van a relajarse hasta que no haya una propuesta firme a corto plazo para la solución de la crisis periférica, y advierte de que "si antes los ataques iban dirigidos contra la renta fija, ahora van contra la renta variable con una capacidad de contagio absoluta".
Por su parte, Nuria Álvarez, de Renta 4, subraya que el mercado necesita una "razón real" para rebotar, algo que no parece vaya a producirse a corto plazo, por lo que advierte de que las caídas pueden continuar.
Esta experta señala que la gran volatilidad y los fuertes retrocesos de los mercados no tienen una explicación lógica, ya que, a pesar de los nuevos datos macro o las decisiones que se adopten, la economía no está peor que hace unos meses.
Sin embargo, señala esta analista que la falta de confianza y el miedo a la recesión va calando cada vez más en los inversores, que deciden huir con rapidez de los mercados y refugiarse en valores más seguros.