Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Industriales pronostican una contracción económica en Brasil, pese a la superación de la crisis

Tras haber acumulado dos trimestres consecutivos de contracción, la economía brasileña retomará la senda del crecimiento a partir del segundo trimestre de este año. EFE/Archivotelecinco.es
La patronal de los industriales de Brasil prevé que el país cerrará este año con una contracción económica del 0,4%, pese a admitir que ya comenzó a superar la crisis y que registrará un crecimiento económico a partir del segundo trimestre de este año.
La nueva previsión, incluida en el Informe Coyuntural divulgado hoy por la Confederación Nacional de la Industria (CNI), supone una revisión a la baja del cálculo que la patronal había hecho en marzo pasado, cuando dijo esperar un crecimiento del cero por ciento para el país en 2009.
Los industriales prevén que el Producto Interior Bruto (PIB) del país se encogerá este año debido a la fuerte caída de las exportaciones y de la producción de la propia industria.
Según el informe, la industria es el sector de Brasil más afectado por la crisis económica, debido a su mayor exposición a la economía internacional y a la caída de la demanda de los países más desarrollados.
De acuerdo con la confederación, pese a que la producción industrial acumuló una caída del 15% en los cuatro primeros meses del año, como consecuencia de la crisis económica global, al final de 2009 terminará con una contracción de apenas el 3,5%.
Hasta marzo pasado, los industriales calculaban que la producción del sector este año se encogería un 2,8%.
Tras haber acumulado dos trimestres consecutivos de contracción, lo que configura técnicamente como recesión, la economía brasileña retomará la senda del crecimiento a partir del segundo trimestre de este año, según el gerente ejecutivo de Política Económica de la CNI, Flavio Castelo Branco.
De acuerdo con el economista, la patronal considera que esa recuperación será lenta debido a que será impulsada principalmente por el crecimiento de la demanda interna este año (+0,7%), pero no estará acompañada por un aumento de las inversiones.
La confederación calcula que la inversión terminará este año con una caída del 9%, su peor resultado desde 1996.
Según Castelo Branco, los industriales reducirán sus inversiones este año debido a que, como no están usando su capacidad productiva a los niveles deseables, no necesitan expandir las plantas por el momento.
El Informe Coyuntural de la patronal prevé que Brasil terminará el año con un desempleo del 8,9% (era del 8,8% en mayo pasado) y una inflación del 4,2%, por debajo de la meta del Gobierno (4,5%) y de la tasa registrada el año pasado (5,9%).
Los industriales calculan que las exportaciones en 2009 sumarán 151.500 millones de dólares, por debajo de los 198.000 millones de dólares del año pasado, y que las importaciones bajarán desde 173.000 millones en 2008 hasta los 130.000 millones este año.