Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

JP Morgan Chase reduce su beneficio un 19,2% en el primer trimestre, hasta 3.797 millones

El banco estadounidense JP Morgan Chase obtuvo en el primer trimestre de 2014 un beneficio neto récord de 5.274 millones de dólares (3.797 millones de euros), un 19,2% menos que los 6.529 millones de dólares (4.701 millones de euros) que ganó en el mismo periodo del ejercicio anterior, según informó la entidad en un comunicado.
La cifra de negocio de JP Morgan alcanzó en los tres primeros meses del año los 23.863 millones de dólares (17.181 millones de euros), lo que supone un 7,7% menos en comparación con los 25.848 millones de dólares (18.610 millones de euros) que ingresó en el primer trimestre de 2013.
Por su parte, las provisiones por riesgo de crédito alcanzaron los 850 millones de dólares (612 millones de euros), un 37,8% más en comparación con la partida destinada a este efecto hace un año, que fue de 617 millones de dólares (444 millones de euros).
Por áreas, las ganancias aumentaron únicamente en su división de capital privado y negocios (+36%). Por el contrario, descendieron un 25% en su unidad de servicios financieros de consumo y comunidad, un 24% en la división de banca de inversión, un 9% en la gestión de activos y un 3% en la de banca comercial.
El presidente y consejero delegado de JP Morgan, Jamie Dimon, destacó que la entidad ha logrado un "buen comienzo de año", dado que hubo vientos en contra para todo el sector en los negocios de hipotecas y mercados. "Hemos aumentado la confianza en la economía y estamos haciendo lo que nos corresponde para apoyar la recuperación", añadió.
Asimismo, subrayó que, como ya anunció en su carta a los accionistas esta semana, la entidad realizará "extraordinarios esfuerzos" en 2014 para adaptarse a la nueva arquitectura financiera global y continuará haciendo "significativos progresos" en su agenda.