Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La bodega Juan Gil cerró 2015 con ventas de 31 millones e invirtirá 30 millones en los próximos tres años

Juan Gil Bodegas Familiares, que integra 10 bodegas en ocho diferentes Denominaciones de Origen, cerró el ejercicio 2015 con una facturación de 31 millones de euros e invertirá 30 millones de euros en los próximos tres años para continuar su expansión con nuevos proyectos de bodegas en otras denominaciones de origen.
En concreto, la bodega, que cuenta con 1.170 hectáreas de viñedos gestionados en propiedad, produjo el pasado año un total de 8,2 millones de botellas, de las que un 75% se exportaron a más de 40 países, según ha informado en una nota.
"El objetivo es continuar otros 100 años más con un proyecto de largo recorrido, que basa su éxito en estar en el mercado con vinos de la mejor calidad al mejor precio", ha señalado el co-director de la bodega, Miguel Gil Vera.
Gil Vera apuesta por continuar con este ritmo de crecimiento. "Confiamos en poder hacerlo manteniendo el mismo ritmo de los últimos años. Estamos abriendo nuevos mercados de exportación, tenemos proyectos en enoturismo y en nuevas implantaciones en denominaciones de origen en las que aún no estamos presentes", ha apuntado.
Por su parte, su hermano Ángel Gil Vera ha recalcado que para continuar la expansión se invertirá "unos 30 millones más en los próximos tres años" para ampliar bodegas y denominaciones de origen. "Tenemos capacidad para hacerlo y, si todo sale bien, en un periodo de tres a cinco años esperamos doblar de nuevo las cifras de facturación", ha explicado.
VINO PARA CELEBRAR EL CENTENARIO
Para conmemorar el centenario, la bodega ha creado una edición limitada del vino Juan Gil 100 Aniversario, que nace de la cosecha de 2013, de uvas de viñedos propios de muy poca producción, que han sido especialmente cuidados para la ocasión con el objetivo de lograr un gran vino "con el alma de la familia".
El grupo bodeguero celebra este año su centenario. A finales de 2001, la cuarta generación realizó el primer gran salto estratégico con la reinvención de la bodega Juan Gil y la creación de Bodegas El Nido.
La empresa entre 2002 y 2005 logró triplicar la facturación y salir con éxito a mercados exteriores. En 2004 ya se vendieron en Estados Unidos más de 75.000 botellas del vino Juan Gil 12 meses de la añada 2002.
Entre 2004 y 2008 la estrategia comercial en mercados exteriores continuó a buen ritmo, mientras en España se desarrolla una fuerte expansión, creando nuevas bodegas en otras DO. El esfuerzo en las nuevas bodegas supone entre 2001 y 2008 una cifra global de inversión de 18,5 millones de euros más.
Juan Gil Bodegas Familiares prosiguió con su crecimiento en 2013 con Lagar da Condesa, en Rías Baixas, y en 2014 se inicia la construcción de Morca, en Campo de Borja, que muy pronto comercializará nuevos vinos. El último proyecto en marcha es la construcción de una nueva bodega en El Priorato, que estará finalizada, previsiblemente, el próximo año. En total, entre 2009 y 2015, el grupo bodeguero invirtió en su expansión 45 millones de euros.
La bodega ha apostado por la exportación y en los últimos cinco años ha duplicao la cifra de ventas. El 75% de su producción anual, 8,2 millones de botellas en 2015, va dirigido a mercados exteriores donde tienen presencia como Estados Unidos, Canadá, Suecia, Suiza, Alemania, Japón, Reino Unido, Rusia, Bélgica, China, Dinamarca, Corea del Sur, Ucrania, México, Republica Dominicana y Polonia, entre otros.