Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Junta andaluza rechaza que "lo financiero sea moneda de cambio en lo territorial"

La consejera andaluza de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha lamentado el "espectáculo" ofrecido a su juicio por el presidente de la Generalitat catalana, Artur Mas, sobre la consulta soberanista, y ha rechazado que "la cuestión financiera sea moneda de cambio en el debate territorial".
En su intervención en el 'Forum Europa Tribuna Andalucía', la consejera ha indicado que el pasado martes en Cataluña "se ha vivido una anécdota más, un espectáculo que no alcanza a la comprensión de los que nos dedicamos a la actividad pública de forma seria y responsable".
En ese punto, la consejera ha indicado que "no se sabe en qué consiste" dicha consulta, que no se atreve a calificar, pero que, a su juicio, "no aporta más claridad sino más confusión, y de confusión estamos ya servidos". "Los catalanes y el resto de España esperan más claridad, pero no sabemos qué van a votar y no dicen nada por no dar pistas, nos vamos a liar todo el mundo".
Para la consejera, la propuesta y la actual situación "aporta mayor frustración" y es "un error" como está planteada dicha cuestión soberanista.
Montero considera que Andalucía "va a volver a jugar un papel importante en la cohesión territorial de España y nova a permitir que en la cuestión territorial se utilice la financiación".
"Por los mismos recursos competimos todos, y si una parte de recurso que se destina a un territorio se detraen de otros, cuando debemos ser capaces de generar un entorno donde todo el mundo se sienta razonablemente confortable", ha añadido la consejera, para la que la reforma constitucional, como propone el PSOE, "puede abundar y puede ser una posibilidad que no hay que desdeñar", aunque insta a abordar el debate.
Para Montero, el futuro "dependerá de cómo se articule el equilibrio territorial, con el papel que Andalucía pueda jugar en este momento lleno de incertidumbre".
Considera que el debate territorial "es un debate de extraordinario calado que no debiera abordarse desde la pasividad ni el inmovilismo ni desde el temor o la desconfianza, sino que afrontar la cuestión territorial debería ser una oportunidad para construir un nuevo modelo de relación entre los ciudadanos del país, para buscar fórmulas de entendimiento más justas y equitativas".
"Hay que hacer compatibles legítimas aspiraciones de autogobierno con la articulación de elementos comunes que nos permitan fortalecer la cohesión en un proyecto compartido", ha añadido.
Para Montero, en este debate "el sustrato económico financiero de la arquitectura territorial no es un elemento menor del debate, sino que es parte esencial del debate", por lo que insiste en que "no puede ser la cuestión económico-financiera una moneda de cambio en el debate territorial".
SOLIDARIDAD E IGUALDAD
"No existe autonomía sin mecanismos que aseguren la suficiencia financiera de los territorios", ha añadido la consejera, para la que "no puede hablarse de solidaridad entre territorios si no hay herramientas de financiación que permitan la convergencia social y económica".
Ha insistido en que "no puede hablarse de igualdad entre los ciudadanos si no hay acceso a los servicios fundamentales e igual financiación para las comunidades autónomas".
Ha lamentado que la cuestión autonómica y territorial "no forma parte de la agenda de Rajoy", pero cree que "la situación de crisis prolongada hace más urgente resolver esas cuestiones, es el momento idóneo para abordar estos problemas".