Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lagarde pide prudencia a la Fed en la normalización de su política monetaria

Una ralentización del 1% de las economías emergentes restará dos décimas al crecimiento de los países desarrollados, según el FMI
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha pedido "prudencia" a la Reserva Federal de EEUU en el proceso de normalización de su política monetaria, cuyos efectos pueden tener un impacto global, particularmente entre las economías emergentes, que por cada punto porcentual menos de crecimiento pueden restar dos décimas a la expansión de los países desarrollados.
"EEUU tiene una responsabilidad especial", señaló Lagarde en una conferencia pronunciada en la Universidad de Maryland al referirse a la normalización de la política monetaria emprendida por la Fed.
"Es importante que la Fed siga haciéndolo con prudencia y comunicándolo bien", subrayó Lagarde ante las repercusiones de las decisiones de política monetaria de EEUU en el resto del mundo, especialmente en los mercados emergentes.
En este sentido, la directora del FMI advirtió de que la "asincronía" de las políticas monetarias de los principales bancos centrales de las economías desarrolladas ha contribuido a aumentar el valor del dólar, añadiendo una presión considerable sobre las compañías de países emergentes endeudadas en dólares, especialmente del sector energético.
"Nuestras estimaciones muestran que una desaceleración de un punto porcentual del mundo emergente reduciría el crecimiento entre las economías avanzadas en 0,2 puntos porcentuales", indicó la directora francesa del FMI.