Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Leif Johansson dejará la presidencia de Ericsson

Leif Johansson, presidente del consejo de administración de Ericsson, ha anunciado su intención de abandonar el cargo y no presentarse a la reelección en la junta general de accionistas de la compañía que se celebrará en 2018, según ha informado la multinacional.
Johansson, que presidía el consejo de Ericsson desde 2011, ha vinculado su decisión al nuevo periodo abierto en la dirección de la compañía, después de Börje Ekholm asumiera el puesto de consejero delegado el pasado mes de enero.
"Börje Ekholm asumió el cargo de consejero delegado a principios de año y durante el primer trimestre la empresa ha presentado una nueva estrategia de negocio, con el respaldo del consejo y los principales accionistas, que establece unos cimientos sólidos sobre los que alcanzar todo el potencial de Ericsson", indicó el presidente de la compañía.
"La compañía ahora entra en una nueva fase y también contamos con una nueva constelación de propietarios. Es natural que los dueños propongan de forma conjunta un nuevo presidente y con mucha antelación quiero anunciar que yo no estaré disponible para un nuevo mandato", añadió.
En este sentido, la multinacional escandinava ha anunciado que el Comité de Nombramientos ha comenzado la búsqueda de un sustituto para Leif Johansson.
Börje Ekholm asumió de manera efectiva las riendas de Ericsson el pasado 16 de enero, después de que en julio de 2016 renunciara al cargo de consejero delegado Hans Vestberg.
La compañía tecnológica sueca registró pérdidas por importe neto atribuido de 10.897 millones de coronas suecas (1.130 millones de euros) en el primer trimestre de 2017 como consecuencia de las amortizaciones de activos y cargos por reestructuración asumidos por la multinacional, mientras sus ventas netas cayeron un 11,2%, hasta 46.369 millones de coronas (4.810 millones de euros).