Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guindos avisa de que aún se deben crear dos millones de empleos

De Guindos dice que la reubicación de refugiados es una "oportunidad económica" para incrementar el crecimientoInformativos Telecinco/ Agencias

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ha valorado como "muy positiva" la caída del paro en 2015, si bien ha advertido de que aún se deben crear dos millones de puestos de trabajo nuevos para poder decir que la crisis se ha superado desde el punto de vista del empleo.

"Estamos en el ritmo, pero todavía quedan dos millones de empleos nuevos, con lo que la tasa de paro bajaría bastante", ha afirmado Guindos en declaraciones a Onda Cero. El ministro ha recordado que en los dos últimos años se han creado de media medio millón de empleos.
Guindos ha mostrado su confianza en mantener el "ritmo" de caída del paro, siempre y cuando se "sigan haciendo las cosas bien". "Estamos en la trayectoria correcta", ha garantizado, para después enfatizar que se empieza a ver la "luz al final del túnel" tras sufrir la "peor crisis en décadas".
Tras la caída del paro en 678.200 personas en 2015, el ministro ha recordado que este descenso supera las previsiones del Gobierno y ha diferenciado la actual situación con la de hace cuatro años, cuando el paro creció en 585.000 personas en 2011. "Es el ejemplo más claro del contraste de la evolución de la economía española", ha recalcado.
LA REFORMA LABORAL SE PUEDE "PERFECCIONAR"
Guindos ha defendido que la reforma laboral está "funcionando bien", como denota el aumento de la competitividad de la economía. Ahora bien, ha admitido que la reforma se puede "completar y perfeccionar" ante el problema "importante" del desempleo, el paro de larga duración y la tasa de temporalidad.
"No hemos dejado atrás la crisis", ha sostenido el ministro, quien ha confiado en que los niveles de renta y de PIB previos a la crisis se recuperen a finales de este año, tal y como proyecta el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI).