Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mario Fernández reitera su "inocencia" tras confirmarse la apertura de juicio oral por el "caso Kutxabank"

Denuncia "indefensión" y asegura que las pruebas practicadas "no han sido tenidas en cuenta"
El expresidente de BBK y de Kutxabank, Mario Fernández, ha reiterado la "honestidad" de su conducta durante su etapa en la entidad financiera y su inocencia, tras conocerse que la Audiencia de Bizkaia ha rechazado el recurso que había presentado contra el auto de apertura de juicio oral contra él por el denominado "caso Kutxabank" y, por lo tanto, asume que se sentará en el banquillo de los acusados.
En el comunicado, expresa su "disconformidad más absoluta" con el auto de 30 de mayo de 2016 de la Seccion Primera de la Audiencia Provincial de Bizkaia, en el que se desestima los recursos de apelación interpuestos por los investigados en el 'caso Kutxabank' -Mario Fernández, el exdelegado del Gobierno en el País Vasco, Mikel Cabieces, y el abogado Rafael Alcorta- en relación con las diligencias abiertas por el Ministerior fiscal a instancias de Kutxabank.
A Fernández, Cabieces y Alcorta se les acusa de un delito de administracion desleal en concurso con un delito de apropiación indebida y de falsedad documental, tras la denuncia interpuesta por la fiscalía sobre los pagos supuestamente irregulares, por importe de 243.592 euros, realizados por el banco a Cabieces.
Mario Fernández, que ha manifestado su respeto por la resolución judicial, ha repetido lo que "dijo hace año y medio" cuando aseguró que su conducta en los casi seis años que ha desempeñado el cargo de presidente de BBK, primero, y de Kutxabank después, ha sido "totalmente honesta" y siempre "han prevalecido los intereses de Kutxabank sobre cualesquiera otros".
Tras la decisión de la Audiencia Provincial de Bizkaia, el presidente de Kutxababank ha señalado que ahora "empieza una nueva fase, un juicio oral, abierto, transparente, donde todos y cada uno de los actores y guionistas de este esperpento, tendrán que defender públicamente sus decisiones e intereses".
"Vamos a ir a juicio y sinceramente, después del proceso al que me visto sometido, quiero dejar claro con luz y taquígrafos, mi inocencia de los presuntos delitos de los que se me acusa", ha asegurado.
AUTO
Mario Fernández ha apuntado que un primer análisis del auto deja claro que las pruebas practicadas durante toda la instrucción, no han sido tenidas en cuenta, ya que "únicamente se ha basado en la denuncia de Kutxabank y el escrito del fiscal".
Asimismo, ha asegurado que se demuestra la "indefensión" de los afectados, ya que la resolución se fundamenta "en algo que no ha sido objeto de prueba alguna en dichas diligencias, como es la referencia a una retribución supuestamente excesiva por los servicios prestados por Mikel Cabieces".
Fernández ha recordado que el origen de la denuncia se basaba en el pago de "servicios no prestados" por Cabieces y ha indicado que, una vez "demostrados" por las declaraciones del responsable del servicio y otros testigos que "sí se prestaron", ahora "se modifica el origen dirigiéndolo hacia la existencia de una retribución desproporcionada".