Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Méndez (UGT) ve "posible" llegar a un acuerdo con la patronal en materia de salarios "antes de final de año"

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, considera que "es posible, además de deseable, llegar a un acuerdo" con la patronal en materia de salarios, y espera que se pueda alcanzar finalmente un pacto en este sentido "antes de final de año".
En una rueda de prensa ofrecida en Murcia, Méndez ha entendido la postura de la patronal, que advierte de que la situación puede ser distinta en función de los sectores, pero cree que esto "no tiene por qué ser contradictorio con el objetivo general de conseguir la ganancia de poder de compra de los salarios".
Méndez ha señalado que el propio Gobierno reconoce en privado y también en público, aunque de forma matizada, que lo que de verdad ha contribuido a que hoy se pueda hablar de recuperación económica y que se pueda decir que la recesión económica ha quedado atrás ha sido, "sobre todo y fundamentalmente, el acuerdo que los sindicatos alcanzaron con la patronal en 2012", y "no la reforma laboral del Gobierno, que lo que ha hecho ha sido agravar la situación".
Para Méndez, un buen exponente de la Marca España "sería que pudiéramos alcanzar un acuerdo renovado con la patronal en materia de empleo y salarios".
No obstante, ha puntualizado que el objetivo general es que los salarios "ganen poder de compra" a partir de 2015 "si queremos hablar de recuperación de la economía", algo que ha admitido que habrá que analizar "a la luz de cada sector y de cada empresa".
Y es que si lo salarios no ganan poder de compra en España, "no crearemos empleo suficiente y estaremos en una situación de estancamiento económico a lo largo de un periodo de tiempo que, desgraciadamente, puede ser muy prolongado", ha advertido.
Recuerda que la patronal admitía antes del verano que los salarios en España habían bajado más de lo que decían las estadísticas, y después del verano dijeron que no se había producido ninguna rebaja salarial en España.
De todas formas, ha reconocido que ahora, tras trabajar con los documentos de evolución de los salarios, en la negociación hay una posición "compartida" entre la patronal y los sindicatos, que es un diagnóstico sobre la evaluación de lo que ha ocurrido.