Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Merkel quiere que Grecia siga en la eurozona y asegura una relación sin prejuicios con Atenas

Samaras defiende que Grecia cumplirá sus obligaciones y confía en que el informe de la troika refleje ya los avances del Gobierno heleno
La canciller alemana, Angela Merkel, ha expresado este viernes su deseo de que Grecia permanezca en la zona euro, aunque para ello ha subrayado la necesidad de que el país heleno cumpla las promesas y expectativas, asegurando que Alemania abordará sin prejuicios su relación con Atenas a la espera de conocer el próximo informe de la 'Troika'.
"Quiero que Grecia siga siendo miembro de la eurozona", dijo Merkel en la rueda de prensa posterior al encuentro mantenido en Berlín con el primer minsitro heleno, Andonis Samaras, quien por su parte aseguró que Grecia "va a cumplir sus obligaciones".
"Nosotros esperamos de Grecia que cumpla las promesas que hicieron y que las palabras se conviertan en hechos (...) También, Grecia puede esperar de Alemania que no tenga prejuicios, sino fundamentos", aseguró Merkel, quien reiteró la necesidad de esperar hasta conocer el informe de los expertos de la misión de la UE, el FMI y el BCE, sobre los progresos de Atenas en la aplicación de los ajustes pactados.
En este sentido, el primer ministro griego defendió que "Grecia va a cumplir sus obligaciones", por lo que expresó su confianza en que el informe de la Troika hablará de que "en breve" se recogerán los resultados de la acción del nuevo Gobierno.
NO HACEN FALTA MÁS FONDOS, SINO MÁS TIEMPO.
"Nuestro plan va a dar frutos muy pronto", dijo Samaras, quien destacó la importancia del desarrollo económico para alcanzar las metas fijadas, por lo que reiteró que Grecia "no quiere más ayuda, sino tiempo para respirar".
"Queremos caminar sobre nuestras propias piernas y salir de la crisis por nuestros propios medios", afirmó el líder conservador griego. "No se espera que las soluciones lleguen en el primer paso, pero creemos que hemos tenido un buen arranque y que caminaremos con pasos firmes", añadió.
Respecto a la posibilidad de conceder más tiempo a Atenas para aplicar las reformas pactadas, la canciller germana señaló que ha tenido la ocasión de conocer de primera mano a través de su encuentro con Samaras los nuevos pasos del Gobierno griego y dijo que "en algunos puntos se está trabajando en Grecia para que todos comprendan la necesidad de hacer las reformas".
"También ha quedado claro que hay mucho por hacer, pero estoy dispuesta a aportar todo lo que podamos para permitir que cumplamos las expectativas que todos esperan de Alemania y Grecia", añadió Merkel.