Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La banca se hace con Metrovacesa y nombra presidente a ex directivo del BBVA

Seis bancos acreedores de la familia Sanahuja, hasta ahora primer accionista de Metrovacesa, han tomado el 65,52 por ciento del capital de la inmobiliaria y han nombrado presidente al ex directivo del BBVA, Vitalino Nafría, y consejero delegado a Eduardo Paraja.
Los acreedores se encuentran con una compañía con una deuda de 6.055,7 millones de euros y unas pérdidas de 737 millones de euros en 2008 como consecuencia de la actualización del valor de sus activos y de la salida de sus cuentas de su antigua filial francesa Gecina.
Los datos no son comparables a los del año anterior, cuando ganó 1.255 millones, porque entonces Metrovacesa aún no había completado su división y la dimensión de la compañía era mayor, a pesar de lo cual, los ingresos totales sólo cayeron el 4,7 por ciento, hasta 1.421 millones.
BBVA, Banesto, Banco Sabadell, Banco Santander, Banco Popular y Caja Madrid han recibido el 54,75 por ciento del capital social de Metrovacesa a cambio de cancelar una deuda de 2.090 millones de euros que los Sanahuja mantenían con ellas, además de una cantidad en efectivo, resultando un precio de canje de 57 euros por acción.
De esas seis entidades, BBVA, Banco Santander, Banco Popular y Banco Sabadell han comprado una participación adicional del 10,77 por ciento a 57 euros por título, otorgando al hasta ahora presidente de la compañía, Román Sanahuja, una opción de compra sobre la misma durante un plazo de cuatro años.
Dicha opción será ejercitable -total o parcialmente- en cualquier momento durante el periodo establecido a un precio de 57 euros por acción más un interés anual acumulado del 3,5 por ciento, al que se le restarán los dividendos repartidos.
Como consecuencia de todo ello, se reduce del 84,85 al 30,10 por ciento la participación de la familia Sanahuja, que además renuncia a su derecho de representación en el consejo de administración durante cinco años, lo que ha provocado la dimisión no sólo de Román Sanahuja (que permanecerá como vocal), sino también de Javier Sanahuja y Ricardo Sanahuja como consejeros dominicales.
La pasada semana ya renunció a su puesto el consejero delegado de la compañía, Jesús García de Ponga.
Junto con el nombramiento del nuevo presidente y consejero delegado, han entrado en el consejo Jesús Rodríguez, en representación del Banco Popular, y Josep Tarrés, por el Banco Sabadell, en tanto que en los próximos días los restantes acreedores propondrán el nombramiento de sus representantes.
Además de renunciar a estar en el consejo, la familia Sanahuja se compromete a no incrementar la participación con la que se queda (30,1%).
Por su parte, ninguno de los acreedores podrá superar individualmente el 29 por ciento del capital de la inmobiliaria durante el proceso de reestructuración, ni sobrepasar el 30 por ciento una vez finalizado, al tiempo que se comprometen a no transmitir a la familia Sanahuja acciones en un plazo mínimo de cinco años.
Las acciones de Metrovacesa estuvieron suspendidas durante toda la mañana y, tras volver a cotizar a las 15.00 horas, cerraron la sesión con el mismo precio del día anterior, 27,80 euros.