Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miguel Sebastián y Anfac se reunirán en septiembre para analizar el mercado

El ministro de Industria, Comercio y Turismo, Miguel Sebastián (d), conversa con el presidente de ANFAC, Francisco Garcia Sanz (2d), durante la segunda jornada de la reunión informal de ministros de Competitividad de la UE (investigación e industria) celebrada en San Sebastián, el pasado mes de febrero. EFE/Archivotelecinco.es
La reunión "urgente" solicitada por La Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (Anfac) con el ministro de Industria, Miguel Sebastián, para analizar la coyuntura del mercado automovilístico, tendrá lugar en la primera quincena de septiembre.
Según informaron hoy a EFE fuentes de los fabricantes de automóviles, este encuentro se hace más conveniente tras el periodo vacacional y cuando el sector pueda aportar una dimensión más real del mercado con la evolución de las matriculaciones de julio y agosto.
Las mismas fuentes precisaron que Anfac se inclina por un encuentro con el ministro y el resto de las principales organizaciones profesionales del automóvil, como los importadores (Aniacam), los concesionarios (Faconauto) y los vendedores (Ganvam), que es el formato que últimamente practica el sector automovilístico español en sus encuentros con el Gobierno.
En este sentido, distintas fuentes de dichas asociaciones consultadas por EFE han expresado su deseo de mantener esta estrategia de contactos conjuntos con el Gobierno, ya que la situación del mercado automovilístico comporta riesgos, no solo a los fabricantes, sino a toda la cadena de valor del sector.
El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, había ofrecido ayer a Anfac una reunión hoy mismo, tras la petición hecha por la asociación automovilística.
Anfac no ocultó la sorpresa por la rapidez de la respuesta del departamento y alegaron que su presidente, Francisco Javier García Sanz, ya volaba en esos momentos con destino a Alemania.
Por su parte, todas las asociaciones han entendido también esta rapidez en la respuesta del ministro como una demostración más de la sensibilidad en su gestión que Sebastián ha demostrado hacia esta industria.
La petición de Anfac, acordada en la reunión de su junta directiva, se basaba en los sondeos de las matriculaciones de julio que, según los indicios apuntaban a una caída de las mismas, por el canal de particulares, que asume tres de cada cuatro ventas, en torno al 50%.
Anfac tampoco ocultó su preocupación por un retroceso de hasta el 60% en los pedidos de los concesionarios, el termómetro del mercado sectorial a dos o tres meses vista.
Los fabricantes no han dudado en calificar de "alarmante" la situación que se abre en la segunda mitad del mercado automovilístico español ante el agotamiento de las ayudas del Plan 2000E y la decisión del Ejecutivo de no prorrogarlas, así como la entrada en vigor de la subida del IVA.
En este sentido, fuentes de Anfac consultadas por EFE indicaron que, aunque ya descontaban este efecto negativo del segundo semestre, los resultados de julio presentan una evolución mucho peor de la esperada y comparables a los de hace quince años.
La directiva de Anfac ha recordado que un fuerte retroceso de las ventas de coches implicaría pérdidas de empleo, sobre todo, en las redes de distribución, conformada por un tejido de pequeñas y medianas empresas.
A este respecto, el sector ya anticipó que mercados mensuales en caídas del 40%-50%, como ocurrió en el tramo entre julio de 2008 y abril de 2009, supondrían la pérdida de 10.000 empleos en la actividad de la distribución automovilística, a añadir a los 30.000 agotados en el anterior periodo de recesión.