Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de agricultores y ganaderos se concentran en Madrid para exigir cambios en la PAC

Más de 3.000 agricultores y ganaderos de toda España, según los convocantes, se han manifestado este martes ante la sede del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para exigir cambios en la nueva Política Agraria Común (PAC).
Convocados por la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), los productores han exigido al ministro del ramo, Miguel Arias Cañete, y a las comunidades autónomas -reunidos en la Conferencia Sectorial de Agricultura- que la negociación de la PAC no sea un "simple reparto de fondos" y se haga pensando en los agricultores y ganaderos "auténticos".
UPA rechaza los recortes en la PAC, así como el procedimiento que están llevando a cabo los Gobiernos central y autonómicos para concretar la aplicación en España de esta política. Para la organización agraria, "su opinión no está siendo escuchada y el campo español está perdiendo una oportunidad única".
Bajo el lema "La PAC para quien la trabaja. Agricultura productiva, sí. Agricultura especulativa, no", los agricultores han organizado una gran cacerolada con tambores en la glorieta de Atocha, donde han coreado lemas como "Sin agricultura, sin ganadería, los pueblos se vacían" o "Cañete, escucha: El campo está en lucha".
"Esta PAC deja grandes posibilidades a cada país de adaptarla a sus necesidades, y el ministro Miguel Arias Cañete no está pensando en los verdaderos productores de alimentos", ha declarado el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos.
UPA critica que no se establezca un techo de ayudas por explotación de 60.000 euros, que no se subvencionen de forma prioritaria las primeras hectáreas o que sectores como la ganadería, el vino o las frutas y hortalizas se vean gravemente perjudicados con esta reforma.