Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de personas piden al G-20 empleos, justicia y la protección del planeta

Miles de personas participan en una manifestación en la plaza londinense Piccadilly Circus, Reino Unido, pidiendo que se tomen acciones contra la pobreza, el cambio climático y la crisis económica en el marco de la cumbre del G20 que se llevará a cabo la próxima semana. EFEtelecinco.es
Decenas de miles de personas marcharon hoy por las calles de Londres para pedir al G-20 en vísperas de la cumbre del 2 de abril que centre sus esfuerzos en crear puestos de trabajo, promover la justicia social y salvar el planeta.
Bajo el lema de "Put people first!", una coalición de más de 130 organizaciones sindicales, religiosas, políticas y humanitarias de varios países se manifestó con música y pancartas para recordar al Grupo de los 20 que "lo primero son las personas".
Pese a las advertencias de la Policía, la marcha -en la que participaron entre 35.000 y 40.000, según las fuentes- transcurrió en un ambiente festivo y sin signos de violencia, con la presencia de ciudadanos de diversas nacionalidades, credos, edades y razas.
Una de las oradoras al final de la marcha, en el céntrico Hyde Park, fue hoy la conocida escritora y filósofa franco-estadounidense Susan George, autora de libros como "How the other half dies" (1974) y The Lugano report" (2003), quien subrayó la importancia de "avanzar hacia una economía verde".
Crítica habitual del aspecto neoliberal de la globalización, George expresó poca confianza en el G-20, porque "no van a escuchar, no tienen ideas... Sólo se les ocurre dar dinero al FMI, que es uno de los responsables del embrollo en el que estamos", dijo en declaraciones a Efe.
Al igual que George, que abogó por la "socialización" de los bancos para crear empleos ecológicos, las organizaciones de defensa del medio ambiente, como Greenpeace o Friends of the Eearth, pidieron a los líderes políticos un nuevo sistema económico que favorezca los puestos de trabajo "verdes" y reduzca las emisiones de gases nocivos.
La protección del planeta fue uno de los mensajes más claros de esta manifestación, junto con la creación de empleos sostenibles y una mayor justicia social.
En este sentido, la activista nicaragüense Bianca Jagger, ex esposa del líder de los "Rolling Stones", Mick Jagger, pidió a los líderes de las naciones rica que "se den cuenta de la responsabilidad que tienen frente a los países en desarrollo".
Numerosas organizaciones sindicales de toda Europa reclamaron al G-20 que se invierta más en la creación de empleo y menos en los bancos cuya excesiva asunción de riesgo ha originado la crisis.
El secretario general de TUC (agrupación de sindicatos británicos), Brendan Barber, recordó que "la crisis no es un desastre natural ni un acto de Dios, sino la consecuencia de decisiones irresponsables que han generado una desigualdad creciente, y de la codicia que ha alimentado esa desigualdad".
Julio Salázar, secretario general del sindicato español USO, dijo a Efe que hay que promover "una globalización alternativa que prime el trabajo digno y la justicia social, al servicio del ser humano".
Además de la manifestación de hoy, hay previstos otros actos de protesta con motivo de la cumbre de los jefe de Estado y de Gobierno de las economías más industrializadas y emergentes, que se celebrará el 2 de abril en el centro de ferias ExCel del este de Londres.
Como ese día será difícil acercarse al recinto, por las fuertes medidas de seguridad, la mayoría de las protestas tendrán lugar el 1 de abril, cuando varios grupos antisistema tienen previsto "tomar" la "City" (el centro financiero de Londres) con montajes festivo-provocadores.