Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montoro: "Ahora eso no pasa ni en esa entidad bancaria (Bankia) ni en ninguna"

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Congresotelecinco.es

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha afirmado que Bankia es hoy en día una entidad que se dedica a dar crédito y "no a utilizar los recursos de manera poco transparente", al tiempo que ha lamentado "profundamente" que existan sospechas sobre 86 exdirectivos de la antigua Caja Madrid por cargar gastos privados a la entidad. El ministro asegura que "ahora esto no pasa en esa entidad bancaria (Bankia) ni en ninguna entidad bancaria de carácter público, semipúblico o parapúblico".

"Lo lamento profundamente. Comprenderá que si a alguien le duele es a mí", ha señalado en declaraciones a la Cadena Ser, recogidas por Europa Press, donde ha reconocido que esta cuestión le afecta especialmente teniendo en cuenta que entre los nombres de esos directivos aparece el del expresidente de la entidad Rodrigo Rato.
El titular de Hacienda ha indicado que este fraude ha salido a la luz en este momento porque se han mejorado los controles. "Ahora esto no pasa en esa entidad bancaria (Bankia) ni en ninguna entidad bancaria de carácter público, semipúblico o parapúblico, porque hemos mejorado los controles, hemos limitado la retribución de los directivos y hemos formalizado muchísimas cosas desde una experiencia que es negativa", ha dicho.
En este sentido, ha destacado que España ha atravesado un proceso de crisis y ha apuntado que toda crisis "sirve para limpiar". "Eso es lo que está ocurriendo. Me parece execrable (lo ocurrido). Son conductas absolutamente impropias. Lo digo con toda franqueza y rotundidad", ha sentenciado.
Lucha contra el fraude
Montoro ha insistido en que se han mejorado los controles en estas entidades debido a que se ha hecho autocrítica. Así, ha apuntado que "cada vez es más imposible" hacer estas prácticas fraudulentas en España. "Antes no había tanta explosión de casos. Ahora es cuando se está limpiando de verdad la raíz de esta crisis. Siempre hemos luchado contra el fraude", ha manifestado.
El ministro ha explicado que cuando supuestamente se produjo el fraude de las tarjetas, entre los años 2003 y 2012, la recaudación del IVA crecía al 16%, y la del impuesto sobre sociedades al 28% interanual para financiar los servicios públicos.
"Es evidente que estas recaudaciones no se corresponden con la evolucion de la actividad económica. Se corresponde con que había fraude y se estaba corrigiendo. Ahora lo que estamos viviendo es otra clase de fraude, utilizado por administraciones públicas o anidado en entidades bancarias que se han cambiado radicalmente", ha resaltado.