Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montoro rechaza incrementos fiscales que ahuyenten inversiones

El Gobierno prevé nuevos pagos del FLA en las próximas semanas
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha rechazado este lunes incrementar los impuestos de patrimonio y de sucesiones y donaciones porque pueden ahuyentar proyectos empresariales, y "no tienen mucho futuro porque cuantitativamente no son importantes actualmente" en recaudación.
"Me parece un error dar prioridad en el debate político a estos impuestos, no vayamos a ahuyentar inversiones o provocar deslocalizaciones que no tienen ningún sentido ni van a ningún lugar", ha dicho en una jornada sobre la reforma de estos impuestos organizada por la patronal Fomento del Trabajo y la Fundación Impuestos y Competitividad.
En este sentido, ha afirmado que los ricos ya pagan impuestos, y que, dado el volumen moderado de recaudación de estos dos tributos, "apasionarse con este asunto va a frustrar", por el poco margen de mejora que se puede conseguir.
Así, ha abogado por una reforma "para no crear agravios comparativos" entre autonomías, y ha recordado que los impuestos que aportan mayor recaudación son el IRPF, el Impuesto sobre Sociedades y los que gravan el consumo --con el IVA al frente--.
FINANCIACIÓN PARA LAS CC.AA.
En declaraciones posteriores a la prensa, ha anunciado que el Gobierno fijará en las "próximas semanas" nuevos pagos del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), tanto los correspondientes al segundo trimestre como los que deben cubrir la desviación del déficit de 2015.
Ha afirmado que el Ejecutivo irá "liberando recursos" para garantizar que las autonomías --entre ellas Catalunya-- puedan cumplir con sus vencimientos de deuda y pagar a sus proveedores.
ORIOL JUNQUERAS.
Preguntado por la autorización que espera Catalunya para convertir 1.600 millones de deuda a corto plazo en deuda a largo plazo --lo que requiere el visto bueno del Consejo de Ministros--, Montoro no ha puesto fecha. Así, dijo que están estudiando cómo dar respuesta a estos vencimientos a corto plazo sin que haya agravios comparativos entre comunidades: "No se trata de sustituir el riesgo de los bancos por el del Estado".
También en declaraciones a la prensa, el vicepresidente de la Generalitat y conseller de Economía y Hacienda, Oriol Junqueras, ha sostenido que el Gobierno central tiene unos compromisos adquiridos con Catalunya y que el Govern espera que los cumpla.
Montoro y Junqueras comparten mesa este lunes en un almuerzo con empresarios organizado por Fomento del Trabajo en la sede de la patronal tras la jornada sobre fiscalidad, pero no está prevista una reunión a solas entre ambos dirigentes políticos.
Junto al presidente de Fomento del Trabajo, Joaquim Gay de Montellà, Junqueras ha salido a recibir a Montoro, ya que el político catalán abría la sesión y el ministro la clausuraba, pero se han dedicado un breve y frío saludo al encontrarse y apenas han dialogado entre ellos.