Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montoro dice que la "voluntad" del Gobierno es reforzar las plantillas públicas al haber mejorado la economía

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha afirmado este martes que la oferta de empleo público para 2017 y 2018 nace de la "voluntad" del Gobierno de "mejorar la dotación de personal en determinados ámbitos, una vez que la situación económica ha mejorado", a pesar de que conlleva un "esfuerzo presupuestario necesario".
Durante el debate de convalidación de la oferta de empleo público extraordinaria de 4.282 plazas para 2017 y 2018 para funcionarios de la Administración General del Estado, que conllevan un "esfuerzo presupuestario necesario" para abastecer los servicios públicos de nuevos efectivos "imprescindibles para atender la demanda de los ciudadanos".
Montoro ha destacado que la oferta de empleo público ordinaria y extraordinaria van a permitir rejuvenecer las plantillas y van a suponer la entrada de personal más cualificado, puesto que se incrementan las plazas que requieren una mayor especialización.
En este sentido, ha tildado de "muy positivo" y "razonable" el acuerdo alcanzado, y ha abogado por aprovechar la mejora de la situación económica para conseguir "mayores ventajas" para los empleados públicos, al tiempo que se consigue una mejora de los servicios públicos, respetando, eso sí, los objetivos de reducción de déficit público.
"El Gobierno está en ese empeño, para conseguirlo es necesario encontrar interlocutores con la misma predisposición al acuerdo", ha avisado Montoro, quien ha apuntado que a partir de la "buena disposición de las partes seguiremos progresando en diálogo y llevaremos adelante en la negociación, entre otras, la mejora de las retribuciones a partir de 2018".
El ministro ha explicado que la crisis económica "nos obligó a un ajuste en la plantilla de la administración que creció desmesuradamente durante los primeros años de la crisis, pese a los gravísimos problemas presupuestarios", si bien se ha alcanzado un acuerdo con los sindicatos para la oferta de empleo público en el ámbito de la Administración General del Estado.
Según Montoro, la OEP ordinaria para 2017 servirá para consolidar el personal en los ámbitos considerados prioritarios, para los que se ha fijado una tasa de reposición del 100% de las bajas por jubilación, frente al 50 % del resto, a lo que se sumaría una mejora de la calidad en el empleo publico, en el que se consolidarán 250.000 puestos de personal interino en los próximos tres años.
Las 4.282 plazas de la OEP extraordinaria están destinadas fundamentalmente a la Agencia Tributaria (AEAT), Seguridad Social, Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), Ministerio del Interior (oficinas de DNI y DGT) e Inspección de Trabajo.
De estas plazas, 3.832 plazas son de turno libre y 450 de promoción interna- La OEP tendrá un coste neto de casi 3,2 millones de euros en 2017, según la memoria económica de la norma.
Concretamente, la oferta extraordinaria recoge 2.150 plazas para la AEAT (la mitad para 2017 y la otra mitad para 2018); 415 plazas irán para el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) (215 en 2017 y 200 en 2018); 564 para la Seguridad Social (la mitad para este año y la otra mitad para 2018); 320 para la Inspección de Trabajo (160 plazas este año y 160 el próximo) y 178 para la Intervención General del Estado (89 este año y 89 en 2018), así como 150 para las oficinas del DNI y 505 para la DGT, para este ejercicio en ambos casos. Las plazas previstas para 2018 podrán convocarse ese mismo año.
APOYO CON CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN
Por su parte, desde la oposición han mostrado unánimemente su apoyo al decreto ley de la OEP extraordinaria, si bien en la mayoría de los casos han criticado que sea "insuficiente" para cubrir la pérdida de plazas acumulada durante los años de crisis.
La diputada del PSOE, María Jesús Serrano, ha reprochado a Montoro que haya permitido que se "ningunee" a la administración local y se la "vacíe" de competencias. "Ha puesto demasiado palos a la Administración local", ha espetado al ministro.
Serrano considera que la oferta del decreto es "insuficiente" y "no resuelve los problemas reales" de las plantillas públicas, ya que, por ejemplo, en Justicia faltan medios humanos y materiales, si bien ha mostrado el respaldo de los socialistas al conllevar la convocatoria de nuevas plazas.
Desde Podemos, María Auxiliadora Honorato, ha dicho ver un "bote salvavidas" para un "naufragio del PP", si bien ha reconocido que le ha sorprendido "gratamente" porque la OEP ha demostrado que "se podía destopar el límite sacrosanto de la tasa de reposición", pese a una creación "exigua" de 200 plazas en la AEAT pese a la pérdida de 4.000 empleos en los últimos años.
"Los PGE de 2018 pueden ser los del inicio de la recuperación económica", ha añadido.
A su vez, Francisco de la Torre de Ciudadanos ha indicado que el decreto culmina el "giro de 180 grados" dado por el Gobierno en materia de política fiscal, tras haber rectificado la subida de impuestos del inicio de la legislatura con bajadas de impuestos y el pacto para rebajar el IRPF por importe de 2.000 millones de euros.
El diputado del PdeCAT, Ferran Bel, ha anunciado su apoyo al decreto ley de la oferta de empleo extraordinaria al verla "razonable", pero ha pedido que se dé un "trato idéntico" también a las corporaciones locales y las comunidades autónomas.
Bel ha pedido la eliminación de la tasa de reposición y que se pudiese anticipar la tasa de reposición de ejercicios públicos.
A su vez, el diputado del PNV, Iñigo Barandiaran, ha cuestionado que solo se apruebe una oferta de empleo para la Administración General del Estado y no también para las corporaciones locales y las corporaciones locales.
Desde ERC, Teresa Jordá también ha mostrado su respaldo al decreto ley si bien ha reprobado que por "muy ambiciosa" que sean las plazas de ingreso libre, la oferta de empleo público supone una pérdida de casi 800 puestos de trabajo porque no se recupera la tasa de reposición del 100%.
"Esos flamantes titulares no compensarán ni de lejos la pérdida de plantilla de los años de recortes", ha lamentado.
Por su parte, la diputada 'popular' Susana López ha defendido la utilidad de la OEP para mejorar los servicios públicos y recuperar el empleo público perdido durante la crisis, y ha señalado al PSOE que echan en falta la convocatoria de plazas en el ámbito docente en "muchas" CCAA gobernadas por los socialistas.