Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Navantia firma un contrato con Australia para desarrollar las nuevas fragatas

Navantia ha firmado con la DMO australiana un contrato para la realización de la RRDS (Risk Reduction Design Study) de su programa de futuras fragatas, denominado programa SEA 5000, informó la empresa del Grupo SEPI.
La gestión y la coordinación de las actividades de este contrato, que ha sido firmado en las oficinas de la DMO en Canberra por Francisco Barón, director de Navantia Australia y Paddy Fritzpatrick, director de Programas Navales de la DMO, se llevarán a cabo desde el centro de operaciones de Adelaida, que Navantia ha abierto hace pocas semanas.
En concreto, el contrato, que tendrá una duración aproximada de nueve meses, pretende analizar el impacto que tendrá la instalación de un radar aéreo australiano de CEA y un sistema de mando y control de Saab, en el diseño de la fragata F-105, así como el cumplimiento de una serie de requisitos específicos australianos.
Este supone el primer paso del programa de adquisición de las futuras fragatas para la Marina australiana, de las que está previsto construir ocho unidades.
Navantia indicó que estos estudios pretenden demostrar la viabilidad del cumplimiento de todos los requisitos operativos de Australia, así como realizar una valoración del impacto en el diseño que supone la introducción de los nuevos requisitos en el buque. Una vez finalizados estos estudios, se entraría en otra fase para desarrollar una documentación más amplia y adecuada para el contrato de adquisición, cuya duración podría ser de un año.
El Gobierno australiano tiene la voluntad de construir los buques en Australia en sus astilleros de Adelaida, donde actualmente se están construyendo las fragatas tipo AWD, diseñadas por Navantia a partir de las fragatas F-100.
El grupo presidido por José Manuel Revuelta indicó que se trata de un programa clave por su complejidad y volumen, y supone "otra muestra de confianza por parte del Gobierno australiano en Navantia y su capacidad de diseño".