Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nike lanza Nike HyperAdapt 1.0, las primeras zapatillas con cordones que se atan solas

La firma de moda deportiva Nike mantiene firme su apuesta por la innovación con el lanzamiento de las 'Nike HyperAdapt 1.0', las primeras zapatillas con cordones que se atan solas y que supone el primer paso hacia el futuro del rendimiento adaptable con una relación automática, casi simbiótica entre el pie y la zapatilla, según ha informado la compañía en un comunicado.
El presidente y consejero delegado de Nike, Mark Parker, ha sido el encargado de presentar en sociedad en Nueva York este novedoso modelo, que desafía el concepto tradicional de adaptación al proponer una solución definitiva a las idiosincrasias individuales sobre cordones y preferencias de presión.
Tinker Hatfield, diseñador jefe de la zapatilla, se ha congratulado por este lanzamiento. "La innovación en Nike no se trata de soñar con el mañana, sino acelerarlo a ella. Somos capaces de anticipar las necesidades de los atletas, porque los conocemos mejor que nadie", ha señalado.
Por su parte, la directora técnica del proyecto, Tiffany Beers, ha explicado que la zapatilla lleva dos botones laterales para apretar o aflojar. "Puedes ajustarlos hasta que estén perfectos. Cuando das un paso, el talón pulsa un sensor y el sistema se ajusta automáticamente", ha indicado.
El modelo Nike HyperAdapt 1.0 saldrá a la venta únicamente para miembros de Nike+ al inicio de la campaña de invierno 2016 en tres colores.
El fabricante estadounidense cerró su ejercicio fiscal con un beneficio neto de 3.273 millones de dólares (2.919 millones de euros), un 21,5% más que los 2.693 millones de dólares (2.402 millones de euros) que ganó en su anterior año fiscal.
La cifra de negocio de la compañía de Oregón alcanzó un total de 30.601 millones de dólares (27.291 millones de euros), lo que supone un 10,1% más que los 27.799 millones de dólares (24.792 millones de euros) que ingresó un año antes.