Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Nikkei cae ligeramente arrastrado por la cautela de los inversores

Varios hombres observan el tablero indicador del Nikkei en el centro de Tokio (Japón). EFE/Archivotelecinco.es
La Bolsa de Tokio finalizó hoy con ligero descenso debido a que los inversores trataron de asegurarse las ganancias después de que el selectivo tokiota superara los 10.000 puntos durante la jornada, aunque luego cerró por debajo.
El índice Nikkei de la Bolsa de Valores de Tokio perdió hoy al cierre 18,51 puntos, o el 0,19 por ciento, hasta situarse en los 9.939,93 enteros, tras haber llegado incluso a situarse en los 10.086,18 enteros durante la sesión.
Por su parte el Topix, que agrupa a todos los valores de la Primera Sección, cedió 1,46 puntos, el 0,16 por ciento, hasta las 928,30 unidades.
Los sectores más perjudicados de la jornada fueron el de transporte aéreo, los servicios de financiación al consumidor y el de minería; mientras que la banca, las inmobiliarias, y los títulos relacionados con los metales no ferrosos avanzaron terreno.
El selectivo tokiota se mantuvo durante casi toda la jornada en territorio positivo, después de que el Banco de Japón (BOJ) publicara hoy el informe "Tankan" sobre coyuntura económica, con los resultados positivos que se esperaban.
Según Takafumi Horiuchi, analista de Mizuho Securities citado por Kyodo, no hubo ninguna influencia negativa destacada sobre el Nikkei, sino que simplemente "algunos inversores decidieron vender acciones que habían subido".
Los datos económicos positivos procedentes de China fueron beneficiosos en el parque tokiota e impulsaron a los fabricantes de maquinaria, como Komatsu, que subió un 2 por ciento, y Kubota, que ganó el 3 por ciento.
Por otro lado, según el BOJ, la confianza empresarial nipona mejoró entre abril y junio con respecto al trimestre anterior, su primera evolución positiva en dos años y medio.
"El Tankan mostró que la recuperación a corto plazo es todavía débil, pero las previsiones muestran un futuro brillante", dijo Hiroichi Nishi, experto económico de Nikko Cordial Securities.
Dos de las compañías más perjudicadas hoy fueron la aerolínea ANA y la firma de "leasing" Orix, que perdieron un 6 y un 5 por ciento, respectivamente, después de que se publicara en la prensa nipona que planean emitir una oferta pública de acciones, ante su falta de liquidez.
El líder en valor fue Sumitomo Mitsui Financial Group que subió el 3 por ciento, hasta los 4.040 yenes, mientras que el líder en volumen fue Mizuho Financial Group, que repuntó el 2 por ciento, hasta los 231 yenes.
En la Primera Sección 845 acciones perdieron terreno, frente a 716 que lo ganaron y 135 que permanecieron sin cambios.
El volumen de cotización en la sección principal alcanzó hoy 2.307,23 millones de acciones, frente a los 2.053,59 millones de ayer.