Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nissan y los sindicatos salvan a 100 personas gracias a nuevos encargos de trabajo

Imagen de la sede social de Nissan en Barcelona. EFE/Archivotelecinco.es
La dirección y los sindicatos de Nissan llegaron anoche a un acuerdo parcial que permitirá reducir en 100 personas el excedente de 1.000 trabajadores de la empresa y que abrirá la puerta a que otros 200 empleados se acojan a las bajas voluntarias, según ha informado la empresa en un comunicado.
Nissan presentó en octubre un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectaba a 1.680 trabajadores y el 31 de marzo anunció que 650 personas se habían acogido a las prejubilaciones y distintas bajas incentivadas, con lo que a fecha de ayer aún quedaba un excedente de poco más de mil trabajadores.
Tras la reunión de ayer, se abre la puerta a que el excedente de trabajadores baje hasta las 700 personas.
Durante la reunión mantenida anoche, la dirección comunicó a los sindicatos que se había aumentado la carga de trabajo de la empresa a través de tareas adicionales, lo que permitía mantener en sus puestos a 100 trabajadores, ha explicado a Efe Javier Pacheco, de CCOO.
Parte del excedente actual, de 900 personas, se podría salvar gracias a diferentes medidas no traumáticas planteadas por la compañía.
Entre estas medidas destaca la ampliación del plan de bajas voluntarias con garantías de reingreso, al que hasta ahora se podían acoger 100 trabajadores.
La ampliación permitirá que otras 100 personas -en total serán 200- se beneficien de estas bajas, que les aseguran el reingreso hasta abril del 2012.
Los trabajadores que opten por la baja voluntaria mantendrán el contrato indefinido y las mismas condiciones de antigüedad, sueldo y categoría profesional que en el momento de la baja de la compañía.
Además, recibirán una indemnización de 20 días por año trabajado con el tope en una anualidad y un mínimo de 15.000 euros.
Si efectivamente los 200 trabajadores se acogieran a este plan, el excedente acabaría siendo de 700 trabajadores.
La empresa ha abierto el período de inscripción para el plan de bajas con garantía de ingreso hasta el 15 de junio.
Sindicatos y empresa acordaron asimismo anoche reunirse de nuevo el próximo jueves día 11 para acabar de perfilar posibles nuevas incorporaciones tras el aumento de la carga de trabajo.