Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueva Pescanova aparca su salida a Bolsa y descarta la entrada de un socio industrial

La junta de la pesquera da luz verde a su nuevo consejo de administración para una "etapa de crecimiento y normalidad"
El presidente de Nueva Pescanova, Jacobo González Robatto, ha comunicado que la compañía no tiene "absolutamente ningún plan" previsto para cotizar en Bolsa próximamente, y ha descartado igualmente la entrada de algún socio industrial al menos en los próximos dos o tres años, ya que la empresa no tiene "ninguna necesidad" y se encuentra "en una posición de liquidez muy buena".
Así lo ha manifestado en la sede de Chapela (Redondela) en una rueda de prensa posterior a la junta general extraordinaria de accionistas de Nueva Pescanova, que ha nombrado este jueves al nuevo consejo de administración, con Ignacio González como su consejero delegado, en un "primer paso" para que la compañía entre en "una etapa de crecimiento y normalidad".
Jacobo González Robatto ha subrayado que cotizar está "fuera del plan" y aunque ha dicho que "en tres o cuatro años --le-- encantaría", ha recordado que para ello Nueva Pescanova tiene que ser una compañía "absolutamente autónoma" y "hoy en día no lo es". En este marco, Ignacio González ha apuntado que la empresa se encuentra en una situación "con viento de cola".
En cuanto a una posible ampliación de capital, González Robatto ha manifestado que esa decisión "no está tomada" y previsiblemente no se tomará hasta el verano, si bien ha adelantado que "seguro" que se va a necesitar, pero lo que está pendiente es "cuándo y cuánto", para lo que primero necesitan contar con un balance sobre la estructura patrimonial.
Asimismo, ha reconocido que Ignacio González tendrá que afrontar en su cargo la elaboración de un nuevo plan de negocio, aunque para el mismo no hay "ninguna prisa ni ninguna obligación de hacerlo público". A esta tarea, el propio consejero delegado ha añadido la de negociar los convenios con los trabajadores, donde ha refrendado que el "compromiso con el empleo es firme".