Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OCDE reclama reformas urgentes para reactivar el crecimiento global

Los desafíos políticos pueden frenar el ímpetu para aplicar reformas ambiciosas en algunos países
Las autoridades tienen que desplegar una amplia variedad de reformas monetarias, fiscales y estructurales con el objetivo de estimular una demanda persistentemente débil y reactivar el crecimiento de la productividad y así generar empleo en el marco de un crecimiento global más inclusivo, según advierte la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).
"Volver a un crecimiento saludable e inclusivo requiere una respuesta urgente y exhaustiva, sobre la base de políticas monetarias, fiscales y estructurales desplegadas de manera concertada", declaró el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, en la presentación del informe 'Apuesta por el Crecimiento'.
En su edición de este año, el estudio constata la ralentización del ritmo de reformas, principalmente entre las economías avanzadas, aunque también entre las emergentes.
"La ralentización en el ritmo de las reformas estructurales documentado en el informe es muy preocupante", añadió Gurría, quien apuntó que "países con ambiciosos planes de reformas se enfrentan a desafíos políticos significativos con el riesgo de perder ímpetu"
De este modo, el secretario general de la OCDE advirtió de que las perspectivas a corto plazo para el crecimiento de la economía global "vuelven a nublarse" ante el impacto negativo en la inversión por la pérdida de impulso de los países emergentes, la ralentización del comercio global y las crecientes incertidumbres sobre la fragilidad del sistema financiero.
Entre las nuevas reformas planteadas por la OCDE se incluyen la búsqueda de mejoras educativas y aumentar la participación de las mujeres en el mercado laboral, aunque la institución advierte de que no se está haciendo lo suficiente para impulsar la innovación y mejorar la regulación del mercado laboral.