Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Once comunidades elevaron su PIB más de un 3% en 2015, con Comunidad Valenciana y Madrid a la cabeza

La economía española creció un 3,2% en 2015 gracias al empuje de todas las comunidades autónomas, con once de ellas creciendo por encima del 3%, según la Contabilidad Regional de 2015 publicada este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Comunidad Valenciana fue la que registró el año pasado un mayor crecimiento de su PIB en términos de volumen, con un avance del 3,6%, seguida de Madrid y Cataluña, con alzas del 3,4% y del 3,3%, respectivamente.
Tras estas tres comunidades, otras cuatro mostraron un crecimiento real de su PIB muy similar a la media nacional del 3,2%. En concreto, Baleares y Castilla-La Mancha se situaron ligeramente por encima de la media, mientras que Andalucía y Galicia se quedaron algo por debajo.
En total, cinco comunidades crecieron en 2015 por encima del promedio nacional y doce, más Ceuta y Melilla, lo hicieron por debajo.
El menor repunte del PIB se dio en Cantabria (+2,6%), seguido de Aragón y de la ciudad autónoma de Melilla (+2,7%); La Rioja y Canarias (+2,8%); Castilla y León y Navarra (+2,9%); Ceuta y Extremadura (+3%) y País Vasco, Murcia y Asturias, con un crecimiento del 3,1% en todas ellas.
El INE ha resaltado que todas las comunidades autónomas, más Ceuta y Melilla, crecieron el año pasado por encima del dato estimado para el conjunto de la UE-28 (1,8%).
Estadística ha atribuido el liderazgo de la Comunidad Valenciana en el crecimiento económico regional a la evolución de la industria manufacturera, "sensiblemente más favorable" que la observada a nivel nacional, y a la mejora de la construcción.
Por su parte, el PIB de Cantabria, la región que menos creció el año pasado, se vio afectado en gran medida por el descenso en términos de volumen del valor añadido asociado a los sectores de agricultura e industria y, en menor medida, de los servicios.
(((HABRÁ AMPLIACIÓN)))