Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP pide al Gobierno limitar el reparto de dividendos en bancos que se financian con fondos públicos

El PP ha registrado en el Congreso una proposición no de ley con la que reclama al Gobierno que presente un proyecto de ley para fomentar la financiación de las empresas, de forma que el necesario proceso de desapalancamiento del sector privado se haga de forma compatible con el acceso al crédito, y en la que defiende también la posibilidad de limitar el reparto de dividendos en las entidades bancarias que se financien "masivamente" con fondos públicos.
La iniciativa, que se debatirá en el Pleno de la Cámara y a la que ha tenido acceso Europa Press, plantea la necesidad de recuperar la concesión de crédito bancario a las actividades solventes, pero también de fomentar otra vías de financiación no bancaria, que en España es muy "minoritaria", lo que afecta particularmente a las pymes.
De hecho, el propio Fondo Monetario Internacional (FMI) alertó de que "España es el único estado miembro de la UE cuyas pymes sitúan la financiación como un problema más grave que la falta de clientes", lo que para el PP "no deja de ser llamativo en un contexto de intensa caída de la demanda interna".
Por eso, los 'populares' abogan por aplicar las recomendaciones del organismo que dirige Christine Lagarde y "limitar el reparto dinerario de dividendos, al menos en aquellas entidades que sigan financiándose masivamente con fondos públicos".
DESARROLLO NORMATIVO
Pero, además, el partido que da sustento al Gobierno cree que ha llegado al hora de que el Consejo de Ministros remita al Congreso un proyecto de ley para fomentar la financiación de las empresas, de modo que se haga "más accesible y flexible" la financiación bancaria a las pymes y que se "fortalezcan" las fuentes de financiación no bancaria, para lo cual se podría ir por la vía de co-financiar fondos de deuda para pymes con el sector público e invitar a participar en este esquema a los operadores internacionales.
En este sentido, el PP plantea también la necesidad de "impulsar" las líneas de financiación puestas en marcha por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) dirigidas sobre todo a ayudar a cubrir las necesidades de liquidez y a impulsar la inversión productiva. No en balde, el crédito bancario para actividades productivas privadas se ha reducido desde 2008 un 28%, que queda en el 14% excluido el sector inmobiliario y constructor.
Finalmente, el PP reclama que se desarrolle la Ley de Apoyo a los Emprendedores, que se impulse la posición española en la UE para "conseguir avanzar hacia una unión bancaria y una financiación europea", y que todo ello se haga compaginando el "necesario proceso de desapalancamiento con el acceso a la financiación empresarial para facilitar la reactivación de la economía".