Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE pide al Gobierno que conceda licencia de entidad bancaria a Correos para diversificar su actividad

El PSOE ha registrado en el Congreso una proposición no de ley con la que pide al Gobierno que "favorezca especialmente" que Correos pueda contar con una licencia para operar como entidad bancaria, y plantea también la posibilidad de flexibilizar las restricciones impuestas la Ley de Protección de Datos para que la empresa pueda operar en el envío de publicidad y marketing con destinatario.
En la iniciativa, que será debatida en la Comisión parlamentaria de Fomento, los socialistas valoran que el actual marco legal de Correos "garantizar los derechos de los ciudadanos a recibir un servicio postal universal en la integridad del territorio nacional de buena calidad y a precios asequibles".
Sin embargo, la "disminución de volúmenes e ingresos por la actividad puramente postal" que se ha producido durante los últimos años hacen necesario que el operador "diversifique su actividad, aprovechando la capilaridad de su red para obtener economías de alcance", entrando en servicios como los bancarios, financieros y de pago, en los cuales Correos cuenta con los 80 años de experiencia como Caja Postal así como con los servicios de giro y transferencia monetaria.
INVESTIGACIÓN E INNOVACIÓN
Además, los socialistas instan a impulsar el I+D+i en materia postal y los servicios de proximidad, y por ello proponen al Ejecutivo que desarrolle políticas de innovación y diversificación viables en nuevos productos y servicios postales y financieros, de modo que Correos pueda equilibrar su cuenta de resultados y mantener su red.
Y, en concreto, menciona en su iniciativa la necesidad de favorecer que cuente con licencia bancaria y "flexibilizar las restricciones normativas impuestas por la actual Ley de Protección de Datos, lo que facilitaría operar en el envío de publicidad y marketing con destinatario".
Por otra parte, el principal partido de la oposición critica que tres años después de la entrada en vigor del marco legal postal vigente no se haya desarrollado aún plenamente, ya que el Gobierno no ha aprobado la normativa de menor rango. Por ello, exige que se aprueben los reglamentos necesarios para "garantizar los compromisos de prestación y financiación de las obligaciones contraídas con un servicio postal universal de calidad".
En la misma línea, reclama también que se aprueben "de manera inmediata" el Plan de Prestación del Servicio Postal Universal y un plan estratégico "adecuado" que permita que Correos se posicione en los sectores con mayor futuro de la actividad postal, "poniendo fin al actual modelo de gestión basado en la reducción de los costes de personal". También se pide "reforzar el mantenimiento del servicio postal público y el futuro de Correos" como prestador del mismo.
INVESTIGACIÓN DE BRUSELAS
Por último, el PSOE se refiere a la investigación iniciada por la Dirección General de la Competencia de la Comisión Europea (CE) a instancias de las patronales del sector postal español sobre si 3.100 millones de euros percibidos por Correos desde 1998 constituyen una ayuda de Estado.
"De no tratar (esta investigación) mediante una negociación técnica y con una intervención política de alto nivel puede suponer la puesta en riesgo de la salud financiera y la viabilidad empresarial de Correos", advierten los socialistas, que quieren por eso que el Gobierno mantenga "la máxima preocupación" sobre este asunto y transmita este mensaje a las autoridades comunitarias.