Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pernod Ricard cerró su ejercicio fiscal con un descenso del beneficio del 13,7%, hasta los 1.027 millones

Perrier-Jouët, Jameson y Campo Viejo, las marcas que incrementan sus ventas
Pernod Ricard, compañía francesa dedicada a las bebidas alcohólicas y espirituosas, cerró con un descenso del 13,7% su beneficio neto en el ejercicio 2013-2014, hasta 1.027 millones de euros, frente a los 1.191 millones de euros registrados en el ejercicio anterior, según informó la empresa en un comunicado.
La compañía gala, que cuenta con marcas como Mumm, Absolut, Havana Club, Beefeater, Malibu y una selección de vino 'premium' en su portafolio, registró una cifra de negocios de 7.945 millones de euros, lo que supone un descenso del 7% respecto a los 8.575 milllones de euros del ejercicio anterior.
La multinacional gala ha destacado que sus ventas se han resentido por el efecto negativo de los tipos de cambio y por el comportamiento del mercado chino, que cayó un 23% a lo largo de este ejercicio, mientras que los mercados maduros se mantuvieron estables, con un crecimiento del 2% en América, gracias a Estados Unidos, y los buenos resultados en Europa (2%).
Respecto a sus referencias, el champán Perrier-Jouët incrementó un 16% sus ventas en este año, seguido por el whisky Jameson (12%) y el vino Campo Viejo (10%), mientras que la marca que más ha descendido en las ventas es el coñac Martell (-9%), seguido por el whisky Royal Salute (-8%).
El consejero delegado de Pernod Ricard, Pierre Pringuet, reconoció que se han enfrentado a un "entorno más difícil de lo previsto" y ha elogiado el "compromiso" de los trabajadores de la compañía.
"Estamos muy comprometidos con el proyecto 'Allegro', que nos permitirá tener una eficiencia operativa de cara a maximizar nuestro crecimiento en el futuro", ha recordado.
Pringuet anunció el pasado mes de febrero el lanzamiento de 'Allegro', un proyecto a tres años con el que la empresa de bebidas espirituosas espera ahorrar cerca de 150 millones de euros, de los cuales una parte serán reinvertidos para el desarrollo de la marca.