Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un estudio del instituto Petersen considera que la deuda soberana de España e Italia es "sostenible"

Un estudio del Instituto Petersen de Asuntos Económicos considera que la deuda soberana de España e Italia es "sostenible" y cree que ambas economías pueden soportar tipos de interés de en torno al 7% o 7,5% durante un "largo tiempo" siempre y cuando se cumplan los objetivos fiscales marcados.
El analista del Instituto William R. Cline ha elaborado un nuevo cálculo probabilístico sobre las perspectivas de deuda para España e Italia hasta 2020 que incluye 243 escenarios alternativos (divididos en buenos, escenarios base y malos) y cinco variables claves (crecimiento, tipos de interés, superávit primario, recapitalización bancaria y privatización).
"Los resultados sugieren que la deuda soberana es sostenible tanto en Italia (donde los ratios de deuda es probable que desciendan como consecuencia de un alto superávit primario) y España (donde los ratios aumentarán pero a un ritmo desacelerado y desde niveles relativamente bajos)", destaca.
Cline subraya que actualmente es habitual pensar que una vez que el interés de la deuda supera el 7% el país se ve forzado a solicitar un rescate, pero, sin embargo, asegura que España e Italia pueden soportar durante un "largo tiempo" elevados tipos de interés de en torno al 7% o 7,5%, siempre y cuando logren sus objetivos fiscales marcados.
Asimismo, advierte de que haría un daño "considerablemente mayor" a la sostenibilidad de la deuda un desvío del superávit primario previsto que unos mayores tipos de interés, e incluso, añade que un menor crecimiento del previsto tendría menos impacto que unos menores superávit primarios. En su opinión, alcanzar con éxito los objetivos fiscales es clave para acelerar la mejora de las perspectivas de deuda.
En este contexto, considera que la estrategia básica seguida hasta ahora en la crisis de deuda europea ha sido "adecuada", ya que estos dos país han sido y deben seguir siendo tratados como solventes y capaces de controlar su deuda más que como economías que necesitan algún tipo de condonación.
RATIO DE DEUDA EN 2020.
En el caso de España, el estudio calcula que el ratio de deuda será del 80% en 2012 y del 84% en 2013 en el escenario base, mientras que en 2020 alcanzará el 89%, una cifra que teniendo en cuenta los datos de Alemania o Francia "no representa un endeudamiento masivo".
Asimismo, confirma que España comenzó la crisis con unos ratios de deuda "bajos", por lo que debería "ser capaz de manejar sus previsiones de déficit sin convertirse en insolvente", y cree que incluso en el caso de que la deuda siga aumentando después de 2020 seguirá por debajo del 100% en 2030.
En el escenario adverso, el Instituto Petersen cree que la deuda podría llegar al 99% del PIB en 2020 y seguir aumentado posteriormente, mientras que en un marco más optimista el ratio se estabilizaría en torno al 85% del PIB.