Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos dedica su primera propuesta ante el Pleno del Congreso a la situación de las empleadas domésticas

Podemos dedicará su primera propuesta ante el Pleno del Congreso en esta legislatura a la situación laboral de las empleadas domésticas, con la intención de instar al Gobierno a que ratifique el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que fue aprobado en junio de 2011 y entró en vigor en septiembre de 2013.
El portavoz parlamentario de la formación morada, Íñigo Errejón, ha explicado en rueda de prensa que con esta iniciativa, que se enmarca además en la celebración del Día Internacional de la Mujer, pretenden que España corrobore los convenios y pueda así "adoptar resoluciones" dirigidas a "dignificar, proteger y mejorar la condiciones laborales y de vida" de las trabajadoras del hogar.
En el texto, que recoge Europa Press, Podemos critica la "indiferencia" y el "desinterés" mostrados por el Gobierno del PP ante un convenio "histórico" que extiende los derechos laborales fundamentales a un colectivo "totalmente precarizado, sin protección y cobertura social, con tasas muy elevadas de economía sumergida" y que, además, sufre "todo tipo de abusos, incluidos los sexuales".
GOBIERNO "INDIFERENTE"
Un colectivo que, además, tiene "rostro de mujer", sobre todo inmigrante, ya que la mayor parte de los trabajadores del hogar son mujeres extranjeras. "Es incomprensible que el Gobierno, a pesar del compromiso adquirido en sede parlamentaria, todavía no haya llevado la ratificación al Congreso", considera la formación morada.
También el PSOE tiene registrada en la Cámara Baja una iniciativa en la que reprocha la "reiterada e injustificada" negativa del Ejecutivo 'popular' a ratificar este convenio, así como su falta de iniciativa para adaptar la normativa nacional a sus previsiones, y exige que se cumpla la ratificación, mandatada además de forma explícita por la Comisión de Empleo en mayo de 2013.
Íñigo Errejón también ha aprovechado la rueda de prensa para explicar que, junto con esta propuesta, su "ofensiva" parlamentaria por el Día Internacional de la Mujer incluye otras iniciativas para que los permisos de maternidad y paternidad sean "iguales, intransferibles y remunerados al 100%", para ampliar los supuestos de violencia de género de modo que se incluyan también las situaciones que no suceden en la pareja, o para que el Congreso use un lenguaje "inclusivo".
"Queremos lanzar claramente el mensaje de que, en la medida en que el combate por la igualdad entre hombres y mujeres atraviesa muchas esferas de la política social y económica, cada vez que hay recortes, retrocesos de derechos o austeridad contribuimos a agrandar la brecha de la desigualdad y damos pasos atrás en la igualdad", ha zanjado el dirigente morado.
Por eso, y porque "la precariedad tiene rostro de mujer", Errejón cree que, "más allá de las buenas declaraciones", luchar contra la desigualdad pasa inexorablemente por "revertir las medidas de austeridad" aprobadas durante la crisis y por "no dar pasos atrás en los derechos conquistados en las últimas décadas por nuestras madres y nuestras abuelas".