Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Preferentistas reprochan a Abanca el incumplimiento de sus promesas y reclaman una solución para sus ahorros

Una veintena de preferentistas se han concentrado en A Coruña coincidiendo con la junta general de accionistas de la antigua Novagalicia Banco (ahora denominada Abanca) y Banco Etcheverría, -para aprobar la fusión de ambas entidades-, con el objetivo de "reivindicar" una solución para sus ahorros.
En la protesta, convocada por la Asociación de Consumidores y Usuarios de Bancos, Cajas, Productos Financieros y de Seguros (Adicae) portaban pancartas con lemas como 'El corralito gallego' o 'No somos mercancía en manos de políticos'.
En declaraciones a los periodistas, Verónica Pazos, técnica de Consumo de Adicae, ha asegurado que con esta concentración buscan expresar su "indignación".
Al respecto, ha cifrado en unas 30.000 las personas todavía afectadas por la comercialización de estos productos por parte de la antigua Novagalicia Banco y ha subrayado que el hecho de que puedan asistir a la junta de accionistas "es porque todavía hay gente con el tema de las preferentes sin resolver".
"SOLUCIÓN EN 90 DIAS"
En la misma línea, ha subrayado que a estos afectados se les convirtió en "accionistas forzosos" y que se les prometió, por parte de la dirección de Abanca, "solucionar su problema en 90 días".
"Han pasado 300 días y siguen sin resolver el problema a los afectados", ha dicho tanto en alusión a las preferentes como a las hipotecas con cláusulas suelo y contratos de permuta financiera, también llamados 'clips' o 'swaps'.
En particular, sobre las cláusulas suelo, ha precisado que no saben que va a pasar con las del Banco Etcheverría tras materializarse la fusión. Verónica Pazos ha remarcado también que "a la gente se le ha dado buenas palabras, pero siguen sin ser efectivas" y ha insistido en que así lo trasladarán en la junta de accionistas.
"Seguimos sin saber bajo qué criterios se han ofrecido los acuerdos privados", ha apostillado también sobre los suscritos con preferentistas y que tuvieron que firmar, según ha explicado, una cláusula de confidencialidad.