Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont defiende ante empresarios la Hacienda propia para mejorar los pagos a proveedores

Afirma que las pymes son un "elemento indispensable" en la economía
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha defendido este lunes ante un auditorio de un millar de representantes políticos y empresariales la necesidad de que Catalunya cuente con una Hacienda propia para poder recaudar los impuestos que pagan los catalanes y mejorar los plazos de pago a los proveedores de la administración.
En un discurso para clausurar la entrega de los Premis Pimes que organiza desde hace 29 ediciones la patronal Pimec, ha afirmado que es "casi un deber moral" y una necesidad para acabar de aprovechar la recuperación económica, para lo que también ha reivindicado otras herramientas de Estado.
Ha hablado del control de la política energética para reducir el coste de la energía, que tiene "un impacto negativo en las empresas", por la gestión de las infraestructuras y por poder diseñar un sistema tributario y un mercado laboral que tenga en cuenta las necesidades de las pymes, que son mayoritarias en Catalunya.
También ha abogado por un sistema de justicia más ágil y rápido en la resolución de conflictos, y ha lamentado la "lista de incumplimientos" del Gobierno central con Catalunya, como el Corredor Mediterráneo, las inversiones en Rodalies y cuestiones de impuestos.
Puigdemont ha afirmado que las pymes son un "elemento indispensable" en la economía catalana porque generan empleo de calidad y contribuyen a la cohesión territorial y social porque descentralizan la economía al estar repartidas por todo el territorio.
Ha asegurado que Catalunya "es un país grande en economía y talento", y que las pymes pueden ayudar a combatir la temporalidad y los salarios bajos, dos aspectos que ha reconocido que están pendientes de solución.
El Govern, ha dicho, tiene presente "la absoluta importancia que tiene el tejido de las pymes", como lo demuestran las políticas de apoyo de la Generalitat, la simplificación normativa y administrativa, y la financiación a través del Institut Català de Finances (ICF), ha enumerado.