Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont ve poco rigor en quien alerta de fuga de empresas y dice que salen más en Madrid

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha acusado este jueves de falta de rigor a quienes alertan de que el proceso independentista provocan una fuga de empresas de Cataluña, y ha asegurado que el año pasado hubo más salida de sedes sociales de Madrid que de Cataluña.
"A veces, con una cierta o buscada ligereza y falta de rigor, se hace correr una voz que no ayuda a generar el clima de confianza que sí tienen, en cambio, las inversiones extranjeras o el conjunto del empresariado en Cataluña", ha reprochado al clausurar la presentación de la Memoria Económica de Cataluña 2015 del Consell de Cambres de Comerç de Catalunya.
CATALUNYA, MADRID Y ESPAÑA
Ha constatado que Cataluña perdió el año pasado 815 domicilios fiscales, lo que representa un 0,32% del total de empresas con asalariados y un 17,4% menos que el año anterior.
Madrid, "donde no consta que haya un proceso soberanista", perdió 1.035 domicilios fiscales, un 0,5% del total de las empresas de la comunidad.
Puigdemont ha enumerado diversos indicativos macroeconómicos para constatar la mejor marcha de la economía catalana respecto al conjunto de España, como una mayor tasa de empleo, una menor tasa de paro, más peso de la industria sobre toda la actividad económica, más inversión extranjera y mejor confianza empresarial.
Ha celebrado la mejora de los indicadores en Cataluña respecto a 2014 y ha defendido que deben dar confianza de cara al futuro pero "no caer en la autocomplacencia", porque puede llevar a la resignación.
COSTE DE LAS ADMINISTRACIONES
"Comparado con el conjunto del Estado, aquí se están haciendo los deberes", y ha puesto como ejemplo los costes de la administración: ha criticado que el gasto público de la administración del Estado aumentó un 4,2% el año pasado, mientras que el de la Generalitat bajó un 13,7%.
"En este periodo en que se ha pedido a la gente un ajuste muy duro, la administración del Estado ha incrementado el gasto. La que nos exige es la que no cumple los acuerdos, especialmente en financiación", ha sostenido, y ha vuelto a criticar la falta de inversión en infraestructuras.