Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

RBS renuncia a su plan de pagar bonus que dupliquen el salario fijo tras el rechazo del Gobierno británico

Royal Bank of Scotland (RBS), entidad controlada en un 82% por el Gobierno británico, ha renunciado a su plan de pagar a sus directivos bonus que dupliquen su salario fijo tras anunciar el Ejecutivo de Reino Unido que votará en contra de esta propuesta RBS explica que desde que se aprobó la cuarta directiva europea sobre los requisitos de capital a la banca todos sus grandes competidores en Europa y Reino Unido han indicado que propondrán a sus accionistas que la remuneración variable pueda duplicar el salario fijo.
Royal Bank of Scotland (RBS), entidad controlada en un 82% por el Gobierno británico, ha renunciado a su plan de pagar a sus directivos bonus que dupliquen su salario fijo tras anunciar el Ejecutivo de Reino Unido que votará en contra de esta propuesta
RBS explica que desde que se aprobó la cuarta directiva europea sobre los requisitos de capital a la banca todos sus grandes competidores en Europa y Reino Unido han indicado que propondrán a sus accionistas que la remuneración variable pueda duplicar el salario fijo.
Sin embargo, UK Financial Investments, el vehículo financiero que gestiona la participación del Gobierno británico en empresas privadas, ha trasladado al consejo de administración de la entidad su decisión de votar en contra de cualquier resolución que proponga esta política de compensaciones.
"En estas circunstancias, el consejo prevé que esta resolución no salga adelante y, por lo tanto, no la llevará a la Junta General de Accionistas", anuncia coincidiendo con la publicación de su informe sobre el ejercicio 2013.
El consejo de administración añade que esta negativa crea un "riesgo comercial y prudencial" que deberá tratar de mitigar dentro de un marco de remuneración variable que no pueda superar el mismo importe que el del salario fijo.
El consejo de administración, que estudió esta opción el pasado 26 de febrero, cree que la mejor solución comercial para RBS es tener "flexibilidad" sobre las retribuciones variables ahora que se está imponiendo como norma en el sector.
En su opinión, esto permitiría a RBS mantener la máxima cantidad de compensación, que podría estar sujeta al cumplimiento de objetivos, incluyendo la posibilidad de recuperar parte de lo abonado por problemas que puedan surgir en el futuro, una postura que comprendieron los accionistas institucionales consultados.
La presidenta del comité de remuneración del consejo, Penny Hughes, destacó que este órgano tiene la tarea de tomar decisiones sobre salarios que alienten un buen servicio a los clientes, sean justas con todos los trabajadores y vayan en el interés de todos los accionistas, las cuales "nunca son fáciles y raramente populares".