Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy pide a Zapatero un recorte justo y equitativo, y "no lo de hoy"

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha pedido al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "un recorte justo y equitativo" del déficit, pero "no lo de hoy", y ha aclarado que no le dará "un cheque en blanco" para respaldar su política por sus "antecedentes, improvisaciones y rectificaciones".
Rajoy, en la réplica al presidente del Gobierno, ha destacado además que no apoyará la congelación de las pensiones, una de las propuestas anunciadas por Zapatero, hasta que se modifiquen algunos de los gastos de las administración, incluidas las subvenciones a los partidos, sindicatos y organizaciones empresariales.
El PP, según ha subrayado, está dispuesto a negociar con el Gobierno "un recorte justo y equitativo", pero no las propuestas de Zapatero conocidas hoy.
Al tiempo que ha indicado que "España sigue necesitando un plan completo", Rajoy ha abogado además por hacer ya las reformas laboral, que está "empantanada", y la fiscal, sobre la que aseguró que si implica una subida de impuestos, irá "por muy mal camino".
El líder del PP, asimismo, se ha mostrado de acuerdo en la necesidad de que las comunidades autónomas participen de la reducción del gasto, si bien ha recordado que mientras el déficit del Estado se ha situado en el 9,5 por ciento, el de las administraciones autonómicas está en el dos.
Para Rajoy, resulta "inaceptable" que el jefe del Gobierno "atribuya los problemas de credibilidad, de la deuda y del país a las declaraciones de unos u otros".
Tras ello, ha sentenciado: "El principal problema de credibilidad que tiene España es usted".
A su juicio, Zapatero "también pasará a la historia" por estar detrás del "mayor recorte de derechos sociales" de la democracia, de ello el "principal responsable" es el propio presidente del Gobierno.