Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Renta Corporación "analiza" muestras de interés de inversores internacionales

Renta Corporación ha recibido "muestras de interés" de inversores internacionales que la inmobiliaria está "analizando" en el marco de su "activa política" de captación de nuevos inversores.
La compañí,a que mañana vuelve a cotizar tras superar un concurso de acreedores, concreta que, no obstante, "a día de hoy no existen negociaciones abiertas con ninguno de estos inversores".
Renta Corporación asegura que además no se ha fijado ningún objetivo respecto a dichas muestras de interés, dado que está centrando "todos sus esfuerzos en la evolución de su negocio".
La inmobiliaria respondió de esta forma a un requerimiento de información recibido de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) después de que la empresa afirmara en un encuentro con prensa que ha percibido "muchísimo interés" por parte de inversores internacionales, especialmente del norte y sur de América y de Asia.
Según indicó el presidente de la compañía, Luis Hernández, este interés también procede de inversores nacionales que tuvieron participación en el pasado, aunque los accionistas fundadores de la empresa quieren seguir manteniendo el control, sin descartar que pueda entrar en el accionariado algún fondo de inversión con una participación superior al 3%.
En la actualidad, el presidente de Renta Corporación controla el 37,9% del capital de la empresa, mientras que el empresario Blas Herrero suma un 10%.
Ambos verán diluidas estas participaciones hasta el 32% y el 8%, respectivamente, una vez que la compañía apruebe la ampliación de capital por la que un grupo de entidades financieras entrarán en el accionariado mediante una operación de canje de deuda por acciones.
Se trata de la Sareb, que tomará un 4,9%, Banco Popular, con un 3%, ING con otro 3% y Banco Caixa Geral, con un 2%.
Renta Corporación prevé una evolución positiva de sus acciones a medio plazo una vez que mañana retomen la cotización que la CNMV suspendió el 19 de marzo de 2013, cuando la empresa presentó concurso voluntario de acreedores.
El objetivo actual de la empresa, según Hernández, es "volver a donde estaba antes de la crisis", pero con la deuda y los costes de estructura controlados. Renta Corporación llegó a ganar 30 millones de euros en 2006, y ahora el beneficio operativo ronda los seis millones. Sus acciones llegaron a cotizar a 40 euros en los mejores momentos del sector, pero fueron suspendidas en 2013 y mañana volverán a negociarse a 0,57 euros.