Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rodríguez (CNMV): "A los consejos no se va a cobrar una dieta, sino a gestionar bien una empresa"

Goirigolzarri se muestra convencido de que los inversores penalizan los malos gobiernos corporativos
La presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Elvira Rodríguez, ha afirmado este lunes que los consejeros deben acudir a las reuniones del consejo de administración para "gestionar bien" las empresas, no para cobrar las dietas, y ha subrayado que la labor que desempeña esta figura entraña mucha responsabilidad en momentos como el actual.
Durante su intervención el IV Foro del consejero, organizado por IESE, Aon, El País y KPMG, Rodríguez ha hecho un repaso por los puntos más importantes de las reformas en materia de gobierno corporativo y ha señalado que en el primer año de aplicación del nuevo Código de buen gobierno las sociedades cotizadas afirman cumplir el 82% de las recomendaciones en él incluidas, mientras que cerca de un 30% de las compañías declaran que siguen más del 90% de las recomendaciones.
El cuplimiento entre las compañías del Ibex se sitúa próximo al 88% y el grado de seguimiento de las nuevas prácticas entre las cotizadas en general alcanza el 71%, algo por debajo de la media.
"Los datos de seguimiento son bastante elevados, teniendo en cuenta que es el primer año de aplicación. La cuestion es si se siguen de verdad o el papel lo aguanta todo. Las prescripciones de transparencia son una magnífica herramienta de control y de contraste para dar garantía de lo declarado", ha asegurado.
En esta línea, Rodríguez ha avanzado que el comité de la CNMV estudiará este jueves una guía técnica relacionada con las buenas prácticas del principio de cumplir o explicar. "La guía tiene una parte precriptiva y unos ejemplos que son reales y muestran lo que no se debe hacer", ha avanzado.
La presidenta del supervisor también ha ofrecido una serie de datos "no públicos ni definitivos" relacionados con el gobierno corporativo que muestran que el número de consejeros independientes ha crecido 3,5 puntos porcentuales, hasta alcanzar el 40%, una cifra que se eleva al 47,5% en el caso de las compañías del Ibex.
También ha señalado que el 75% de los consejos de las cotizadas afirman contar con presencia fenenina (5,7 puntos porcentuales más que en 2014), un 97% en el caso del Ibex, frente al 91% de un año antes.
También ha avanzado que, según los datos de los que dispone, las remuneraciones devengadas por los consejeros de las empresas del Ibex han disminuido levemente en su totalidad hasta los 8,3 millones de euros, frente a los 8,8 millones de un año antes.
UN MAL GOBIERNO CORPORATIVO PENALIZA
Algunas de estas reflexiones han sido compartidas por el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, quien ha señalado que no tiene muy claro que los inversores "puntúen" por un "excelentísimo" gobierno corporativo, pero sí sabe que si una compañía tiene un mal gobierno corporativo, se verá penalizada.
El directivo ha precisado que si bien en los últimos 15 años las prácticas de gobierno corporativo para los grandes inversores tenían una relevancia pequeña, las cosas han cambiado en la actualidad y ahora un buen gobierno corporativo se liga a la rentabilidad de la empresa.
En este sentido, ha advertido de que el buen o el mal gobierno corporativo "no se ve en uno o dos meses, sino en el medio plazo". "No es algo que pasas un examen y sales con un 6,2 sobre 10. Tiene mucha importancia porque es la fuente de la excelencia o decadencia de las sociedades y eso se ve en el medio plazo", ha recalcado.
UNA LABOR "DECISIVA Y COMPLICADA"
Antes de la intervención de Goirigolzarri, el consejero delegado de KPMG, Hilario Albarración, ha señalado que los últimos cambios normativos han ayudado a mejorar el funcionamiento de los consejos de administración, un proceso que en diez días cumplirá otro hito con la entrada en vigor de la nueva Ley de Auditoría.
Albarracín ha insistido en que la labor de los consejeros nunca ha sido "tan decisiva y complicada" como en estos momentos y ha destacado que en el nuevo contexto cobra una especial importancia "y deberá tener una relación mucho más estrecha con el 'management' de la compañía, contribuyendo de una forma más decisiva a marcar la estrategia".
En este sentido, ha indicado que ahora el consejo de administración deberá poner el foco en el desarrollo del talento, "una de las principales palancas de éxito empresarial".
"Aspectos como la globalización, la digitalización de la economía o la creciente carga regulatoria obligan a los consejeros a poner acento en la formación en una doble vertiente: la suya propia y la de todos los miembros de su organización", ha explicado.
Albarracín también ha subrayado que los consejeros han de tener la capacidad para entender los nuevos riesgos a los que se enfrenta la organización y saber anticiparse a ellos y ha visto la necesidad de promover "un compromiso eficaz" con todos los accionistas, promoviendo su participación en la gestión de la compañía.