Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosell advierte de que "cuestiones técnicas" no aconsejan derogar la reforma laboral

El presidente de CEOE, Juan Rosell, ha afirmado este martes que no se puede derogar la reforma laboral de 2012 por una "cuestión técnica", al haber "miles de leyes detrás".
Así lo ha señalado Rosell durante su intervención en el almuerzo-coloquio Tribuna Independiente, organizado por la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) y la Fundación Independiente, en el que ha subrayado la importancia de seguir modernizando la legislación laboral.
Rosell ha advertido de que no es posible derogar la última normativa laboral por motivos técnicos, ante la gran cantidad de leyes vinculadas a la reforma, y en su lugar ha abogado por modernizar la legislación "adaptando la realidad de la empresa de cada día a legalidad".
A modo de ejemplo, ha recordado que desde la aprobación del Estatuto de los Trabajadores en el año 1995 se han aprobado más de 50 cambios normativos en materia laboral.
En cualquier caso, Rosell ha aseverado que "no hay ningún empresario que quiera despedir", ya que "cualquier despido es un fracaso porque quiere decir que las ventas van hacia abajo". "El tema del despido es lo menos importante, lo más importante es cómo puedes adaptarte con flexibilidad para no acabar cerrado", ha agregado.
De igual forma, Rosell ha abogado por pensar en nuevos conceptos y no sólo en el salario fijo, ya que muchas empresas además del salario fijo tiene salario variable en función de muchas variables como los resultados propios.
"El mundo es variable, el mundo no es fijo, y eso la CEOE lo intenta explicar todos los días de la semana con más o menos fortuna", ha puntualizado.
Igualmente, el líder de CEOE ha apostado por una "mejor gestión y control" de la Administración para que "los mejores de la privada puedan ir a la Administración y cobren más de lo que en este momento está permitido", aunque se establezcan también topes salariales.
En su opinión, es "muy bueno" que trabajadores del sector privado se pasen al público para hacer "más eficiente" el sistema público.
Por otra parte, preguntado por los llamados 'papeles de Panamá', Rosell ha apuntado que la "clave" en este asunto es ver "si son legales o no", ya que "si es absolutamente legal y no es opaca, tienes todo el derecho del mundo". "Yo voy a Panamá mucho y van muchas empresas a trabajar allí", ha apuntado.