Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosell ve "poco margen" para bajar impuestos y da prioridad a la reducción del déficit y de la deuda

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha afirmado este martes que hay "poco margen" para una rebaja fiscal si se tiene en cuenta que la recaudación de los cuatro grandes impuestos de España alcanzará este año los 190.000 millones de euros, por debajo de lo que se recaudaba en 2007 (200.000 millones de euros).
"Esto es lo que hay, por tanto, poco margen de maniobra tenemos. Lo que no vamos a decir es que hay que multiplicar el IVA por dos. A todos nos gustaría rebajar el IVA en productos básicos y en los servicios que necesitamos, pero hay que recaudar IVA. Y lo mismo con el IRPF", ha apuntado Rosell durante el 'Asturias Investor's Day' organizado en Madrid por IDEAPA y FADE.
El presidente de la CEOE ha subrayado además que a los empresarios les gustaría poder pagar en el Impuesto sobre Sociedades la misma cantidad que pagaban en 2007, casi 45.000 millones de euros, pero la situación real es que este año aportarán menos de la mitad porque las empresas "todavía no han arrancado".
Para Rosell, la prioridad de España no debe ser la de bajar impuestos, sino la consolidación fiscal para poder reducir déficit y deuda. "Lo que hemos de hacer primero es consolidarnos fiscalmente", ha insistido.
"A nosotros nos gusta cuando se habla de gestionar mejor y despilfarrar menos y que los impuestos bajen, pero después la realidad es la realidad", ha apuntado Rosell, que ha emplazado a los políticos a ponerse de acuerdo tras las próximas elecciones y evitar la celebración de unos terceros comicios.
VISITA DE OBAMA.
Preguntado por la visita a España del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el próximo mes de julio, Rosell ha destacado que todo lo que sea estrechar lazos con un país que es el gran actor económico mundial le parece "fantástico".
"Que un presidente de los Estados Unidos visite España, aunque sea de paso, aunque sea durante 24 horas y con un Gobierno en funciones, siempre es importante", ha apuntado.