Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia, Kazajistán y Bielorrusia dan otro paso para formar una unión aduanera

(I-d) El secretario general de la Comunidad Económica Eurasiática (CEEA), Tair Mansurov; y los presidentes de Armenia, Serge Sarkisián; Bielorrusia, Alexander Lukashenko; Kazajistán, Nursultán Nazarbaev; Rusia, Dmitri Medvedev; Tayikistán, Emomalí Rajmón; y Kirguizistán, Rosa Otunbayeva, asisten a una sesión del Consejo Interestatal de la CEEA celebrado en Astaná (Kazajistán), hoy, 5 de julio. La CEEA está integrada por Rusia, Bielorrusia, Armenia, Kazajistán, Kirguizistán y Tayikistán. EFEtelecinco.es
Rusia, Kazajistán y Bielorrusia dieron hoy otro paso para formar una Unión Aduanera con la puesta en marcha de un código de Aduanas común para estas tres antiguas repúblicas soviéticas.
El acuerdo fue firmado por los presidentes ruso, Dmitri Medvédev; kazajo, Nursultán Nazarbáyev, y bielorruso, Alexandr Lukashenko, no obstante las discrepancias que persisten entre sus países respecto a las normas de los intercambios comerciales.
La reunión tripartita tuvo lugar en la capital kazaja, Astaná, en el marco de una cumbre de la Comunidad Económica Euroasiática, integrada además por Kirguizistán y Tayikistán y en la que Ucrania y Armenia son observadores, según las agencias rusas.
"Nuestra asociación entra así en una fase de integración avanzada, y Rusia está muy contenta con ello", declaró en rueda de prensa el jefe del Kremlin, citado por las agencias rusas.
Los presidentes tayiko, Emomalí Rajmón, y kirguís, Rosa Otunbáyeva, por su parte expresaron el firme propósito de sus países de avanzar hacia su ingreso en la Unión Aduanera y la futura creación de un espacio económico común.
El viceprimer ministro ruso, Ígor Shuválov, informó de que los tres países promotores de la Unión Aduanera deberán consensuar hasta 2011 todos los acuerdos que regirán ese espacio económico común, para que éste empiece a funcionar el 1 de enero de 2012.
Shuvalov confirmó que persisten fuertes divergencias en diversos asuntos comerciales, como la reclamación de Bielorrusia de que Rusia dentro de la Unión Aduanera deje de cobrar aranceles por el petróleo que exporta a los otros países socios.
El funcionario ruso defendió el derecho de cada país de seguir cobrando los aranceles de exportación hasta la creación del espacio económico común, hasta 2012, pero admitió que el Kremlin no consigue convencer de ello al líder bielorruso, Alexandr Lukashenko.
Tras la última crisis con Rusia por las tarifas de hidrocarburos, Bielorrusia retrasó hasta lo último la firma del código aduanero común, pero finalmente lo suscribió en vista de los beneficios que supone para su agricultura e industria, pues el 80 por ciento de sus exportaciones tienen como destino el mercado ruso.
La futura Unión Aduanera será un mercado con una población de 170 millones de habitantes y un potencial industrial de 600.000 millones de dólares, con reservas de petróleo de 90.000 millones de barriles y un volumen de producción agrícola de 112.000 millones de dólares.