Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Saba asume la gestión de los aparcamientos de 51 estaciones del AVE por 140,76 millones

Saba ha firmado el contrato por el que se hace con la gestión y explotación de los 72 aparcamientos con que cuentan las 51 principales estaciones de tren del país por un importe de unos 140 millones de euros, según informó Adif, organismo adjudicatario.
La compañía participada por 'La Caixa' y Juan Abelló se encargará así de gestionar durante los diez próximos años más de 22.000 plazas de aparcamiento que suman estos parking, utilizadas fundamentalmente por los usuarios del ferrocarril.
Con este contrato, Saba refuerza su posición como operador de aparcamientos. La compañía tiene presencia en seis países (España, Italia, Chile, Portugal, Francia y Andorra) y se ha fijado como objetivo salir a cotizar en Bolsa en el medio plazo.
De su lado, a Adif esta adjudicación le permite lograr ingresos para destinarlos a su actividad principal, que es la de construcción, mantenimiento y gestión de las líneas ferroviarias, según informó el operador de infraestructuras.
La ministra de Fomento, Ana Pastor, presidió la firma del contrato, que fue suscrito por el director general de Servicios a Clientes y Patrimonio de Adif, Jorge Segrelles, y el consejero delegado de Saba, Josep Martínez. También estuvieron presentes el presidente de Adif Alta Velocidad, Gonzalo Ferré, y el presidente de Saba, Salvador Alemany.
RACIONALIZACIÓN DE ACTIVOS.
La concesión de la explotación de los aparcamientos de las estaciones de tren se enmarca en el plan de racionalización de activos puesto en marcha por Adif, ente público promotor de las líneas AVE, con el fin de reducir costes y lograr ingresos adicionales para invertir en infraestructuras ferroviarias.
Dentro de este programa, la compañía que preside Gonzalo Ferre también ha abierto el proceso para ceder a la iniciativa privada su otra 'joya de la corona', su red de fibra óptica, un tendido de 16.000 kilómetros de longitud que se extiende a lo largo de las líneas del tren y conecta las principales ciudades españolas.
También contempla la venta mediante subasta pública de unas 400 estaciones de tren en desuso para el tráfico ferroviario, la venta de viviendas y el alquiler del edificio histórico de la estación de Príncipe Pío de Madrid.