Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Saeta, filial de renovables de ACS, baja un 24% en su primer año en Bolsa

Pese a remontar un 3% este lunes
Saeta, filial de energías renovables de ACS, ha bajado un 24,4% en su primer año en Bolsa, dado que concluyó la sesión bursátil de este lunes a 7,900 euros por acción, frente al precio de 10,45 euros al que debutó en el mercado del 16 de febrero de 2015.
La firma conmemora su primer año de cotización marcando sus valores mínimos, tras perder el pasado martes la cota de los 8 euros por acción y marcar dos días después su mínimo histórico, de 7,580 euros.
Durante sus doce primeros meses en Bolsa, las acciones de Saeta han oscilado entre este valor mínimo y el máximo de 10,580 euros, precio superior al precio de salida, que registró en marzo de 2015, un mes después de su estreno.
En la jornada de este lunes, los títulos de la firma de renovables remontaron un 3,093%, al calor del rebote de los mercados, hasta situarse en los referidos 7,900 euros.
Saeta Yield es la primera 'yieldco' que salió a cotizar en Europa. La firma, participada por el fondo GIP como segundo accionista con un 24% de su capital, cuenta con una cartera de 16 parques eólicos ubicados en España, que suman 539 megavatios (MW) de potencia y tres plantas termolosales, con un total de 150 MW.
ACS, primer socio de la firma de energía 'verde' con un 24,2%, prevé aportar en los próximos años nuevos lotes de activos de generación de energía limpia a esta filial, que además tiene derecho de compra preferente de los nuevos activos de renovables que promueva el grupo constructor.
ESTRATEGIA DE CRECIMIENTO.
En paralelo, Saeta también prevé crecer mediante compras de activos a terceros. De hecho en la presentación de los resultados del cierre del tercer trimestre del año, la compañía indicó que analizaba alguna "oportunidad de compra de activos".
En este sentido, concretó que las eventuales adquisiciones se focalizan en Europa y Latinoamérica, mercados estratégicos de Saeta, que además considera que presentan un destacado potencial de crecimiento.
Tal como indicó en el momento de su salida a Bolsa, Saeta Yield abona un dividendo trimestral. En 2015 destinó a esta retribución a los socios un total de 57 millones de euros.