Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Slim tendrá la mayoría del consejo de FCC con un total de ocho representantes

Carlos Slim se hará con la mayoría del consejo de administración de FCC cuando la junta general de accionistas, que se celebrará el próximo 28 de junio, apruebe el nombramiento de cuatro nuevos consejeros propuestos por el magnate mexicano.
De este modo, Slim doblará su peso en el consejo, donde contará con ocho de un total de 15 vocales. Control Empresarial de Capitales, sociedad del empresario azteca, ha propuesto en un conplemento de convocatoria a la junta el nombramiento de su sobrino Alfonso Salem y de Antonio Gómez García como consejeros dominicales, y de Miguel Ángel Martínez, actual director financiero del grupo constructor, como consejero ejecutivo.
Salem, Gómez y Martínez se sentarán así con el propio Carlos Slim, Juan Rodríguez, Alejandro Aboumrad y Gerardo Kuri, que ya estaban en el consejo, al que también se incorporará tras la junta el primer ejecutivo de FCC, Carlos Jarque, con lo que el magnate pasará a contar con un peso mayoritario en este máximo órgano de gestión de la compañía de construcción y servicios.
El empresario mexicano tendrá así ocho representantes de los quince que componen el consejo del grupo que ya controla con una participación del 32,95% y sobre el que ha lanzado una OPA, frente a los cuatro vocales que tiene Esther Koplowitz, segunda accionista con un 22,4% de la compañía.
La entrada de Jarque en el consejo de FCC se aprobará igualmente en la próxima junta general de accionistas, que tendrá así lugar casi un año después de que en agosto de 2015 fuera nombrado nuevo consejero delegado de la empresa en sustitución de Juan Béjar y ocupara la vancante que éste dejó.
El primer ejecutivo no entró entonces a formar parte del consejo para no romper el equilibrio que Slim y Koplowitz mantenían hasta ahora en este órgano de gestión. Contaban con cuatro representantes cada uno, al tener porcentajes similares en el capital del grupo.
No obstante, desde esa fecha, el mexicano ha elevado hasta casi el 33% la participación inicial del 25,6% que tomó en la empresa que, por lo tanto, ya controla y sobre la que tiene lanzada una OPA por el 100%.
La posibilidad de que Slim doblara su peso en el consejo de FCC venía recogida en el pacto de accionistas suscrito con Esther Koplowitz. En virtud de este acuerdo, la empresaria dio vía libre al magnate para hacerse con el control de FCC para posibilitar así la ampliación de capital de 700 millones de euros que la compañía cerró recientemente para avanzar en el saneamiento de su deuda.
PENDIENTE DE LA OPA Y DE LA CNMV
Precisamente, esta ampliación es la que llevó al mexicano a sobrepasar la cota del 30% en la constructora y, por consiguiente, a lanzar la OPA, que aún debe ser aprobada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
FCC celebrará su junta mientras está pendiente de la OPA de Slim, pero será la primera después de que el mexicano tomara el control del grupo.
DISPENSAS
Entre el resto de puntos del orden del día de la asamblea figura la dispensa que se pide precisamente para Jarque y para los otros tres nuevos consejeros respecto a la obligación de que éstos no desarrollen actividades que supongan una competencia respecto a la del grupo.
FCC también someterá a la junta la reelección de la presidenta no ejecutiva de la empresa, Esther Alcocer Koplowitz, como consejera dominical del grupo.